Hospital San Juan de Dios-CDT apuesta por la autonomía en la vejez

571

La Asamblea General de la Naciones Unidas estableció el 15 de junio como Día Mundial de Toma de Conciencia de Abuso y Maltrato en la Vejez, la cual no solo involucra una agresión física y psicológica, también la falta de respuesta apropiada a sus necesidades. Desde este enfoque, el Hospital San Juan de Dios-CDT propone una atención de salud integral que rompe con paradigmas instalados respecto a los cuidados que necesitan los adultos mayores.

El desafío para el equipo multidisciplinario de la Unidad de Geriatría de Agudos del Hospital San Juan de Dios-CDT es cómo recuperar la pérdida de funcionalidad del adulto mayor mientras estuvo hospitalizado. Para ello, geriatras, kinesiólogos, fonoaudiólogos, asistente social, entre otros profesionales, se ocupan de acudir a las diferentes unidades y servicios del hospital en la búsqueda de aquellas personas que estando hospitalizadas pierden la fuerza y la motricidad que les permitía ser autónomos.

“Adultos mayores que antes de la hospitalización se desenvolvían de forma independiente, cuidaban nietos y realizaban sus quehaceres del hogar y, de un momento a otro, pierden la autonomía debido a un ingreso por una neumonía, un infarto al corazón o una infección urinaria. Recuperar la funcionalidad de ellos desde el enfoque biopsicosocial para que regresen a sus actividades es nuestra mirada”, explica la Jefa de la Unidad de Geriatría y Cuidados de Fin de Vida, Dra. Tamara Carrasco.

La profesional afirma que estar hospitalizado tiene un alto costo en términos de movilidad para el adulto mayor, porque pierde masa muscular y fuerza. En este sentido, el equipo de geriatría busca, dentro del propio recinto hospitalario, en  los diferentes servicios clínicos con los que cuenta, a los  pacientes  y los lleva a la unidad para “mantener su funcionalidad e incluso, a veces, mejorarla para que se vayan lo más óptimo para la casa. Con ello evitamos que terminen postrados y caigan en la dependencia”. Agregó que  “un paradigma que también daña a nuestras personas mayores es la sobreprotección porque no permites su autonomía”.

En Chile la geriatría es una especialidad de la medicina interna relativamente nueva. Actualmente son 104 geriatras y la mayoría están en la Región Metropolitana. Esto se traduce en que sólo hay un geriatra por cada 167.000 habitantes.

Las tasas de natalidad están en menos de un 1%. De hecho, según el último Censo, sobre el 11,4% de nuestra población es adulto mayor y se estima que para el 2025 habrán más adultos mayores que menores de 15 años.

La Organización Mundial de la Salud, OMS, estima que para el año 2050 se va a duplicar la cantidad de  personas mayores de 60 años.

La Unidad de Geriatría (UGA)  fue creada durante el 2016 y  tiene un egreso anual sobre los 400 pacientes. Su principal objetivo es buscar que los  adultos mayores no pierdan su funcionalidad durante una hospitalización o que  pueda recuperarla. La UGA cuenta con un equipo multidisciplinario que es integrado por geriatras, kinesiólogos, psicólogos, terapeutas ocupacionales, fonoaudiólogos, enfermeras, un químico farmacéutico y asistente social.