Depilación láser en hombres: La forma de evitar la irritación post afeitado

Muchos no saben el nombre, pero la mayoría de los hombres se ven afectados por este problema. Se trata de la Pseudofolliculitis Barbae (PFB), que es muy común en quienes tienen barbas muy densas o pelo muy grueso,

444

Cada año aumenta el número de hombres que ha optado por eliminar o reducir sus vellos mediante la depilación laser. Sus principales motivos son estéticos, higiénicos, pero también es la fórmula secreta a lo que puede optar un hombre para terminar con la tan temida Pseudofolliculitis Barbae (PFB), que es muy común en hombres con barbas muy densas o pelo muy grueso.

¿Cómo se produce? Después del afeitado, el pelo crece hacia adentro formando protuberancias e inflamación, que finalmente terminan en marcas oscuras especialmente en la zona de la mandíbula y del cuello, provocando molestias, dolor e incluso infecciones que necesitan un tratamiento mayor.

Para poder evitar que esto ocurra, la solución hoy es la depilación con láser, un tratamiento seguro, efectivo y definitivo para este tipo de problema.

Hay equipos especiales que se pueden utilizar en este tratamiento, ya que el vello masculino es más denso, oscuro y fuerte que el femenino. Esto se traduce en un tratamiento más cómodo para el paciente, con una mayor protección y menos molestias.

“En la actualidad los tratamientos depilatorios en varones han abierto un nuevo mercado promisorio, debido esencialmente a que los hombres cercanos a los 40 años, y también los más jóvenes, se están preocupando mucho de la apariencia, o algunos se ven obligados ya sea por su trabajo, o la práctica de algún deporte, a eliminar los vellos de su cuerpo. Pero también están aquellos para quienes la barba y el afeitado diario se ha transformado en una verdadera pesadilla, por lo que buscan un fórmula efectiva y con menos dolor para terminar con estas molestia”, señala Francisca Fernández, coordinadora de la unidad de Cosmiatría de la Clínica Lo Fontecilla (http://clinicalofontecilla.com),

La profesional asegura que la en los últimos años hay un mayor interés y si bien antes eran sólo deportistas o personas más jóvenes, hoy llegan hombres de todas la edades y ámbito laboral, para depilarse de forma definitiva esos vellos molestos.

“El grupo es cada vez más heterogéneo, ya que antes existían muchos prejuicios que se han ido terminando y nadie cree que es algo negativo someterse a un tratamiento de depilación con láser. Es por eso que se ha convertido en el regalo ideal para un padre en su día, quien agradecerá tener la posibilidad de terminar para siempre con este molesto problema y también olvidarse del ritual del afeitado. En la mayoría de los casos, la foliculitis se da en el cuello, y nuestros pacientes prefieren realizar el tratamiento sólo en ésta zona y mantener la barba en el rostro”, asegura

Tórax, espalda, hombros, pómulos, entrecejo, orejas, piernas, cuello, nuca, manos, y axilas, son algunas de las zonas más frecuentes de la depilación láser en los varones chilenos.