Los daños en la piel que provoca la contaminación

Una buena rutina de limpieza es la mejor manera de contrarrestar los efectos de los agentes contaminantes, que pueden hacer que nuestra piel se deshidrate, se envejezca y que esté más propensa a las irritaciones. 

202

La polución tiene efectos directos en nuestra salud, afectando directamente a los pulmones y aumentando las enfermedades respiratorias. Sin embargo, no todos conocen los efectos que puede traer en otro importante órgano: nuestra piel.

La contaminación atmosférica a la que estamos expuestos a diario, sobre todo en esta época del año, puede provocar deshidratación en la piel y envejecimiento prematuro.

La cosmiatra de la Clínica Lo Fontecilla, Francisca Fernández, explica que el material particulado en suspensión que hay en el aire se adhiere a la piel y, al ser sustancias tóxicas, producen un daño. “Se pierde el funcionamiento normal de la piel debido a estas sustancias químicas. Esto también altera el PH y hace que las pieles se sensibilicen. Entonces tenemos cada vez más personas con pieles que se irritan fácilmente, que desarrollan alergias sin causa aparente, que no toleran las cremas que se ponen y que se ponen muy rojas”.

Recomendaciones para cuidar la piel de la contaminación

La profesional destaca que lo principal para evitar el daño que los agentes contaminantes producen es la limpieza de cutis.

“Lo ideal es poder hacerse una limpieza facial profesional, ya que es más profunda y limpia los poros, junto con lo más importante; la evaluación cosmiátrica, ya que podemos saber en qué condiciones se encuentra la piel”.

La cosmiatra agrega que en cuanto a la limpieza de la piel en la casa, ésta debe ser a diario, sobre todo en la noche. “Tiene que ser por arrastre  y ojalá con una leche de limpieza, porque las mujeres  nos ponemos bloqueadores, cremas, nos maquillamos, nos ponemos base, labiales, etc., entonces  el material particulado se adhiere a estos elementos que usamos sobre la piel y la mejor manera de remover este tipo de productos es con algo que lo emulsione, con algo más oleoso, por eso la leche de limpieza es lejos la mejor opción”

Francisca Fernández indica que la limpieza por arrastre debe hacerse retirando la leche de limpieza  con un algodón húmedo y que una vez finalizado este proceso, se debe enjuagar, de manera que la piel quede completamente limpia. “Las personas que  ya han desarrollado alguna irritación en la piel o la tienen más sensible, la recomendación es utilizar productos que no tengan alcohol ni perfume”, puntualiza.

Con estos sencillos cuidados es posible cuidar la piel durante la época de frío y de más alta contaminación y dejarla mejor preparada para cuando regrese el verano.