Crisis de la salud: Una bola de nieve que no para de crecer

631
  • Por Eduardo del Solar, Director Ejecutivo de la Asociación de Proveedores de la Industria de la Salud (APIS AG).

La salud pública chilena está una situación que amenaza con convertirse en insostenible, golpeada por el severo déficit presupuestario que atraviesa el sector. Según un informe elaborado por la Subsecretaria de Redes Asistenciales, en 2010 el sobregasto en servicios de salud era de $175 mil millones, mientras que en 2017 alcanzó el récord de $630 mil millones, monto que podría incluso elevarse a cerca de $800.000 millones en este ejercicio.    

Esta situación ya ha hecho prender las luces de alarma. El Banco Mundial ha afirmado que Chile necesita una reforma estructural para mejorar la administración de la red pública de salud; el Contralor General Jorge Bermúdez en tanto, señaló recientemente ante la  Comisión de Salud de la Cámara de Diputados que existe “un desorden del sistema hospitalario y que tal vez la gestión hospitalaria debe ser entregada a expertos”. Peor aún, el organismo fiscalizador detectó también que los hospitales han escondido su deuda real, por lo que la situación podría ser más dramática aún de lo conocido hasta el momento.

Como Asociación de Proveedores de la Industria de la Salud (APIS) vemos que es imperativo que la sostenibilidad de la red de salud pública no se vea comprometida; la deuda vencida con el Ministerio de Salud ha llegado a cifras históricas y crece de manera exponencial. Este problema puede terminar asfixiando a algunas de nuestras empresas, especialmente a las más pequeñas, comprometiendo el funcionamiento del sistema de salud a lo largo del país y dejando además en una situación vulnerable a las 25.000 personas que trabajan en nuestra actividad.

Confiamos en la gestión del Gobierno y tenemos la convicción que es posible enfrentar esta crisis. Por ello, instamos a enfocar los esfuerzos en disminuir el déficit estructural, partiendo por transparentar el uso que se le da a los recursos entregados a los centros asistenciales. Teniendo esta línea base será posible  ejecutar medidas concretas en pos de un uso más eficiente de estos recursos tan necesarios para todos los chilenos.

 

 

 

  • Por Eduardo del Solar, Director Ejecutivo de la Asociación de Proveedores de la Industria de la Salud (APIS AG).