Ola de frío: Se espera aumento en urgencias respiratorias pediátricas

163

Ante las bajas temperaturas y lluvias que se esperan para esta madrugada, la seremi de Salud de la Región Metropolitana, Rosa Oyarce, entregó recomendaciones para prevenir enfermedades respiratorias, las que se esperan, aumentarán tras la ola de frío.

Oyarce destacó que “en lo que va del año, en la Región Metropolitana, el 50% de atenciones de urgencia en los servicios de atención primaria en menores de 5 años, corresponden a enfermedades respiratorias y un 20% a adultos mayores sobre 65 años. Una vez que comienza el frío, se espera que las cifras aumenten, acercándose al 70% de casos en niños y 40% en adultos mayores”.

Para evitar contraer enfermedades respiratorias la Seremi de Salud recomendó a adultos mayores, niños y enfermos crónicos evitar salir para no exponerse al frío y en caso de requerir hacerlo, evitar cambios bruscos de temperatura, utilizar capas de ropa, cubrir cuello, cabeza y vías respiratorias, entre otras.

Por otro lado, llamó a la ciudadanía a que “frente a problemas de salud en los cuales no esté en riesgo la vida de las personas, asistan a los Servicios de Atención Primaria de Urgencia, SAPU, más cercanos. De esta forma, los usuarios accederán a una atención más personalizada, con menos horas de espera, una mayor resolutividad y además, evitaremos la congestión de los servicios de urgencia de los hospitales, los cuales buscan priorizar la atención de los casos más críticos”.

La seremi informó que los virus con mayor circulación en la capital son la parainfluenza y el adenovirus. En cuanto al virus respiratorio sincicial, Oyarce destacó que “va en aumento leve pero sostenido durante las últimas tres semanas. A la fecha se han notificado 167 casos de enfermedad tipo influenza, cifra de mayor magnitud al compararla con el mismo periodo del año recién pasado, con 138 enfermos”.

“En RM la campaña de vacunación contra la influenza ha alcanzado el 85,4% de cobertura de nuestros grupos objetivos. Sin embargo, muchos niños y niñas, entre los 6 meses a 5 años, deben inocularse con la segunda dosis, la que debe suministrarse a lo menos luego de 4 semanas de la primera”, indicó.