La reina Máxima de Holanda despide a su hermana en Argentina

Inés Zorreguieta sufría un cuadro de depresión y en 2012 había estado internada en una clínica psiquiátrica por anorexia y paranoia, precisó la radiotelevisión pública holandesa NOS.

1250

La reina Máxima de Holanda llegó junto a su familia el viernes a Buenos Aires para despedir a su hermana, Inés Zorreguieta, hallada muerta en su vivienda el miércoles probablemente debido a un suicidio.

La reina aterrizó en su país natal en un vuelo de la línea holandesa KLM acompañada por su esposo, el rey Guillermo Alejandro, y sus tres hijas, la menor de las cuales, la princesa Ariana, era ahijada de Inés.

La joven será sepultada en el cementerio privado Memorial en la periferia norte de Buenos Aires, en una ceremonia prevista para las 11H00 locales (14H00 GMT), sin velatorio previo.

Zorreguieta, de 33 años, fue hallada muerta por una amiga en su departamento del barrio de Almagro en Buenos Aires, donde “no había indicios objetivos de criminalidad“, dijo la fiscalía tras la inspección del lugar.

El informe final de la autopsia por parte del Cuerpo Médico Forense se conocerá en una semana.

La reina Máxima mantenía una estrecha relación con su hermana, trece años más joven que ella. La monarca se sentía responsable de Inés y prodigaba sus cuidados, según la prensa holandesa. Inés fue dama de honor de Máxima en su boda.

Además de Inés, Máxima tiene dos hermanos, Martín y Juan, así como tres hermanastras del primer matrimonio de su padre, Jorge Zorreguieta, exsecretario de Agricultura de la dictadura argentina (1976-1983) que murió en agosto del año pasado a los 89 años.

Guitarrista y cantante, pero psicóloga de profesión, trabajaba desde 2016 en el ministerio de Desarrollo Social del gobierno de Mauricio Macri.

Entre los avisos fúnebres publicados este viernes en la prensa argentina, figura uno de Macri y su esposa, Juliana Awada, y otro de la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, en el dice que recordará la “calidez, sensibilidad y dedicación” de Inés.

Según la prensa argentina, la hermana de Máxima sufría un cuadro de depresión y en 2012 había estado internada en una clínica psiquiátrica por anorexia y paranoia, precisó la radiotelevisión pública holandesa NOS.

Estamos con ella (Máxima) y estaremos a disposición para facilitar todo lo que sea atinente a su llega y la de algunos de los miembros de la familia para participar del sepelio“, declaró el jueves el canciller argentino, Jorge Faurie.