Hijos de Nicanor Parra impugnaron el testamento por su herencia

La escritura que señala la última voluntad del antipoeta dejó más de la mitad de los bienes a su hija Colombina.

624

Algunos de los seis hijos del antipoeta Nicanor Parra, fallecido el 23 de enero a los 103 años, han impugnado su testamento, que deja más de la mitad de sus bienes a su hija más joven, Colombina, aseguraron este viernes sus abogados, que confirmaron versiones de la prensa local.

Los dos hijos mayores, Catalina y Alberto, nacidos del primer matrimonio de Nicanor Parra, presentaron el pasado miércoles una demanda para anular su último testamento, redactado el 4 de septiembre de 2017, alegando que sus facultades mentales estaban entonces “seriamente aminoradas”, según informa La Tercera.

Eso se explica, según el texto, por la “firma temblorosa” que estampó el poeta en el escrito.

En la demanda se acusa, además, a Colombina Parra de “injerencias indebidas”. Ella “gestionó la confección y contenido del documento, en conjunto con su abogado”, alega el escrito recogido por el diario y confirmado por los abogados a la AFP.

En el mismo acusan a Colombina, albacea del testamento, de “aprovecharse de su edad y estado de dependencia”.

Colombina aparece en el testamento como la “destinataria de la cuarta de mejoras, y de libre disposición”, con lo que recibiría el 58,33% del total de la herencia.

Las diferencias entre los seis hijos que tuvo el Premio Nacional de Literatura 1969 de tres matrimonios diferentes emergieron poco después de su muerte.

Los tres primeros hijos del autor de “Artefactos” son Catalina, Alberto y Francisca, nacidos en la década de 1940, del matrimonio con Ana Troncoso. Ricardo nació de su unión con Rosa Muñoz y los más pequeños, Colombina y Juan de Dios, son hijos de la artista plástica catalana Nury Tuca, fallecida en 2014.

El reconocido escritor chileno, creador de la “antipoesía” y ganador del premio Cervantes en 2011, murió el 23 de enero a los 103 años.

Considerado uno de los poetas más influyentes del siglo XX y hermano de la cantautora Violeta Parra, fue un escritor irreverente que revolucionó el mundo de la lengua con su “antipoesía”, género caracterizado por la ironía, el léxico simple y los temas cotidianos, que le valió fama mundial y varios reconocimientos internacionales pese a que nunca logró el premio Nobel, como Pablo Neruda y Gabriela Mistral.