Alerta invernal: Cómo evitar enfermedades entre el frío y la lluvia

El tiempo invernal que se deja sentir en Santiago genera un mayor riesgo de infecciones, principalmente de origen viral.

336

Santiago espera este fin de semana un sistema frontal que traerá lluvias, incluso caída de nieve en comunas precordilleranas, acompañado de bajas temperaturas como las de los últimos días. Se trata de un escenario propicio para el surgimiento de eventuales enfermedades respiratorias.

“Siempre en relación a estos cambios de temperatura hay un mayor riesgo de infecciones, principalmente de origen viral. El mayor cuidado se debe tener con los grupos de riesgo, como los niños menores de 5 años, pacientes con enfermedades crónicas, como EPOC (Enfermedad pulmonar obstructiva crónica), Hipertensión Arterial, Asma o Diabetes, y los adultos mayores”, señala Francisca Jara Vera, Médico Cirujano de Urgencias de Nueva Clínica Cordillera.

El principal riesgo de los cuadros respiratorios son sus eventuales complicaciones, por lo que hay tomar medidas para mantenerse a resguardo. “Algunos cuadros que se ven inicialmente como un simple resfrío, pueden complicarse si se ven expuestos a estos cambios de temperatura o no reciben el tratamiento adecuado”, advierte la especialista.

Como medidas de prevención, la doctora detalla los siguientes cuidados:

  • Para enfrentar las bajas temperaturas, el consejo es vestirse “por capas”. El objetivo es mantenerse a resguardo al exponerse al frío, siempre cubriendo el área de la boca y la nariz, pero que a la vez permita -cuando se entra a un lugar con temperatura más cálida- descubrirse sin exponerse a una mayor sudoración.
  • Idealmente temperar las habitaciones, ojalá por periodos no muy prolongados. La idea es hacerlo antes de acostarse para evitar una mayor resequedad en el ambiente que puede aumentar síntomas como la tos irritativa.
  • Airear las habitaciones al menos una vez al día, evitando que los microorganismos se queden en el ambiente.
  • Incentivar a los pacientes con enfermedades crónicas, en especial asmáticos y con enfermedades pulmonares, a tener un control al día de su enfermedad, con sus medicamentos de mantención y un plan por escrito en caso de crisis.

CUÁNDO IR AL DOCTOR

En caso de malestar, la recomendación de la doctora Jara es poner especial atención a los síntomas y en ningún momento iniciar tratamientos antibióticos. “Si usted ve que la congestión nasal, tos, dolor de cabeza o el decaimiento no ceden después de 3 días de manejo en la casa con las medidas generales acudir a una consulta médica para evaluación”, indica.

En este sentido, el consejo es ir al Servicio de Urgencias sólo cuando la situación lo amerite, vale decir “en caso de dificultad respiratoria, fiebre mayor a 38 grados que no cede, pacientes con factores de riesgo o que no responden a tratamiento ambulatorio, porque consultar por cuadros que se pueden manejar en una consulta médica sólo lo van a exponer a más infecciones”.