Caen dos cómplices del presunto asesino del cabo Galindo

Los sujetos fueron detenidos durante allanamientos en las comunas de La Pintana y San Ramón. Los restos del carabinero muerto serán sepultados en Cañete, su ciudad natal.

882

El subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, confirmó que Carabineros detuvo a dos cómplices del menor D.E.R.Y., autor confeso de los balazos que le costaron la vida al cabo Óscar Galindo el miércoles al mediodía en la comuna de La Pintana. 

Ubilla indicó que las capturas se efectuaron durante la noche en allanamientos a dos inmuebles de La Pintana y San Ramón, tras lo cual quedaron a disposición de la fiscalía para su formalización en el transcurso de este jueves, en el Centro de Justicia de Santiago, junto al autor material del homicidio. 

Los nuevos detenidos son Pablo Andrés Soto Maturana, de 19 años, domiciliado en San Ramón, sin antecedentes penales, y Harry Prado Arrué, de 31, con domicilio en La Pintana, con antecedentes por tráfico de drogas.

Los dos fueron identificados por Brayan Alvial Pozo, 23 años, el sujeto atacado en el ajuste de cuentas en que resultó mortalmente herido el cabo Galindo. Alvial Pozo se mantiene internado en el Hospital Padre Hurtado por heridas de bala en pierna y hombro derecho

Tras el reconocimiento fotográfico por parte del herido, el fiscal Marcelo Apablaza, tomó contacto telefónico con la magistrada del 15° Juzgado de Garantía, con el fin de solicitar las respectivas órdenes de detención y allanamiento a los inmuebles de ambos sospechosos.

Las detenciones se produjeron a las 4:00 de este jueves y las efectuaron equipos del OS-9 y del GOPE.

RESTOS SERÁN SEPULTADOS EN CAÑETE

Al mediodía de este jueves se realizará, en la iglesia institucional de Carabineros, la misa fúnebre en memoria del cabo primero Óscar Eduardo Galindo Saravia, quien falleció tras ser baleado en la cabeza en La Pintana.

Luego del responso, a la que asistirán las más altas autoridades civiles y policiales del país, los restos del cabo Galindo serán trasladados a la ciudad de Cañete, de donde era oriundo, para su sepultación. 

El fallecido uniformado tenía 29 años de edad y 11 de servicio, y dejó una familia compuesta por su esposa, cabo primero de Carabineros Priscilla Lavanderos Hernández, y tres hijos. 

Óscar Eduardo Galindo Saravia ejercía en la 41ª Comisaría de La Pintana. Se trataba del único carabinero de su familia.

“Siempre con una tremenda sonrisa ayudando a sus compañeros y dispuesto a entregar lo mejor de sí en cada uno de sus servicios. Deja una familia, una esposa e hijos que lo esperaban”, lo recordó Carabineros.

Supuesto autor de la muerte de carabinero afirmó que lo confundió con un sicario

Presunto autor del crimen del cabo Galindo se entregó a la policía