Barros reaparece y aguarda con esperanza a Scicluna y Bertumeu

No se sabía de su paradero desde el encuentro que tuvo con el Papa y los demás obispos chilenos en Roma y fue visto en una casa de retiro Osorno junto a otros religiosos.

151

Tras semanas sin conocerse su destino el obispo de Osorno, Juan Barros, tuvo su primera aparición pública en la ciudad en que desempeña su apostolado.

El prelado no era habido desde su regreso del donde al igual que los otros miembros de la Conferencia Episcopal puso su cargo a disposición del Papa Francisco junto a todos los obispos chilenos en mayo pasado.

Según informa la prensa local de la Región de Los Lagos, el prelado estuvo en la Casa de Retiro Betania, ubicada en la población Maximiliano Kolbe, donde se reunió con sacerdotes, diáconos y otros actores eclesiásticos.

Requerido por la misión de los enviados papales Charles Scicluna y Jordi Bertomeu, Barros dijo que “tengo mucha esperanza de que orientados por el santo padre vamos a seguir construyendo una iglesia como Jesús la quiere”.

En cuanto a próxima llegada de los emisarios del Pontífice y que podría ser el próximo lunes, la máxima autoridad de la diócesis de Osorno señaló que “se ha dicho así, pero la verdad no ha aparecido el programa confirmado todavía, así que estamos rezando para que sea un momento muy positivo. Estamos siempre disponibles a las decisiones del Santo Padre”.

Finalmente, acerca de su estado de salud el presbítero contestó que “he estado con reposo médico, pero gracias a Dios estoy caminando y agradecido también de mucha gente que reza y compartiendo este tiempo de dolor, de oración y de esperanza de nuestra iglesia”.