Papa Francisco envía carta a los chilenos pero aún no se pronuncia sobre obispos

La misiva alude a las acciones realizadas por el Santo Padre para reparar a los abusados y poner orden a la crisis de la iglesia católica en Chile.

313

“Una de nuestras principales faltas y omisión: el no saber escuchar a las víctimas”, sentenció el Papa Francisco en la carta que envió a los chilenos a semanas del encuentro que sostuvo con los denunciantes del sacerdote Fernando Karadima y con los obispos en Roma.

Los voceros de la Conferencia Episcopal, Fernando Ramos y Juan Ignacio González, leyeron la misiva que si bien alude a las acciones realizadas por el Santo Padre para reparar a los abusados y poner orden a la crisis de la iglesia católica en Chile, eso sí, sin decir aún el destino de sus máximas autoridades.

El texto de Jorge Bergoglio al pueblo chileno señala que debido la actitud señalada “se construyeron conclusiones parciales a las que les faltaban elementos cruciales para un sano y claro discernimiento” y que por ello “con vergüenza debo decir que no supimos escuchar y reaccionar a tiempo”.

Dicha reflexión, subraya el documento proveniente de la Santa Sede, es la que llevó al Papa a enviar en febrero pasado al Chile al arzobispo de Malta, Charles Scicluna, y el sacerdote español, Jordi Bertomeu, en febrero pasado.

En ella recuerda que “el pasado 8 de abril convocaba a mis hermanos obispos a Roma para buscar juntos en el corto, mediano y largo plazo caminos de verdad y vida ante una herida abierta, dolorosa, compleja que desde hace mucho tiempo no deja de sangrar”.

Por ello, añade que esa visita de sus enviados “nace al constatar que existían situaciones que no sabíamos ver y escuchar. Como Iglesia no podíamos seguir caminando ignorando el dolor de nuestros hermanos”.

Recalcó que “luego de la lectura del informe quise encontrarme personalmente con algunas víctimas de abuso sexual, de poder y de conciencia, para escucharlos, y pedirles perd6n por nuestros pecados y omisiones”.

Prosigue indicando que “en estos encuentros constaté cómo la falta de reconocimiento/escucha de sus historias, como también del reconocimiento/aceptación de los errores y las omisiones en todo el proceso, nos impiden hacer camino”.

“Un reconocimiento que quiere ser más que una expresión de buena voluntad hacia las víctimas, más bien quiere ser una nueva forma de pararnos frente a la vida, frente a los demás y frente a Dios”, subraya.

Por su parte, los obispos Fernando Ramos y Juan Ignacio González afirmaron que “estamos trabajando en una propuesta global frente a la situación de la Iglesia en Chile, entre otras cosas, rediseñando las funciones del Consejo Nacional de Prevención de Abusos y Acompañamiento de Víctimas para que pueda asumir otras tareas de las que hasta ahora ha desempeñado”.

“Exhortamos a los laicos, laicas y personal consagrado de la Iglesia en Chile a entrar en sintonía con lo que el Papa nos pide en su carta, de manera que todos nos comprometamos en la reflexión y en la acción para suscitar caminos de solución y superar la cultura del abuso y del encubrimiento. Todo el Pueblo de Dios tiene una palabra que decir al respecto, que es necesario escuchar y acoger”, añadieron.

“Por este motivo, este mensaje del Santo Padre ha de difundirse ampliamente en nuestras comunidades y constituirse en objeto de atenta meditación personal y comunitaria en todas las instancias eclesiales, para que oriente efectivamente nuestro servicio pastoral”, concluyeron.

Papa Francisco enviará en misión a Osorno a Scicluna y Bertomeu