Robert De Niro: “Si veo a Trump en mis restaurantes, me voy”

Fue en la inauguración de uno de sus hoteles que la estrella de Hollywood se refirió al mandatario estadounidense, respecto de quien es un férreo opositor y que incluso en su campaña de 2016 cuando dijo que se iría del país si el magnate ganaba las presidenciales.

710

“Me da igual lo que le guste a Donald Trump. Si entra en uno de mis restaurantes, me levanto y me voy”, sentenció el actor Robert De Niro, fiel a su característica oposición al presidente de Estados Unidos.

En el marco de la inauguración la semana pasada de uno de sus hoteles Nobu en Marbella, en la costa de España, el protagonista “Taxi Driver” e innúmeros filmes de drama y comedia, fue consultado respecto a qué plato le prepararía al Jefe de Estado en los restaurantes de su cadena hotelera.

La respuesta no se dejó esperar de boca del astro hollywoodense, quien abiertamente ha rechazado al magnate cono máxima autoridad de la nación y respecto de quien dijo: “este político no tiene paladar”.

De hecho, fue él mismo quien mediante un video dijo que se iría del país si éste ganaba las elecciones de 2016.

Con 74 años, De Niro se ha destacado por su lenguaje desenfadado en materia política, sobre todo respecto de Trump, al contestar tras la insistencia de la prensa que “ya te digo yo que algo seguro que le haría, eso seguro, si lo encuentro de frente, pero no lo digas, ni siquiera lo escribas”, reiteraba sonriendo.

Aunque el evento se suponía que no tenía nada que ver con temas políticos, el actor no se mordió la lengua al responder expresando su decepción con la situación política actual y la administración Trump, que recortaba el presupuesto para arte y cultura.

Con sus mocasines azules llenos de polvo y vestido de colores marinos, el intérprete más cotizado de la meca del cine dijo “estar encantado en Marbella” y añadió que su nuevo templo gastronómico va a Barcelona: “No entro en política, Barcelona es precioso y un sitio donde a la gente le encanta comer”.