DC adelanta rechazo a cualquier intento de rebajar impuestos a grandes empresas

En el contexto de la presentación de los ejes centrales de la propuesta tributaria que Hacienda realizará al Mandatario para comenzar a tomar las definiciones sobre qué proyecto de ley se ingresará al Congreso, diputados DC llamaron a no transformar la iniciativa.

284

En el contexto de la presentación de los ejes centrales de la propuesta tributaria que Hacienda realizará al Mandatario para comenzar a tomar las definiciones sobre qué proyecto de ley se ingresará al Congreso, tanto el presidente de la Comisión de Hacienda, diputado Pablo Lorenzini, como José Miguel Ortíz, integrante de esta comisión, llamaron a no transformar la iniciativa. 

“Una cosa sería simplificar algunos trámites; pero, otra muy distinta, pretender cambiar el corazón de una reforma aprobada por el Congreso y que lo que busca es otorgar mayor equidad en el sistema y financiar las demandas sociales para disminuir brechas de desigualdad”, señalaron.

Al respecto, el diputado Lorenzini, presidente de la comisión, señaló que “obviamente, y así lo he señalado en varias oportunidades, existe ánimo para simplificar algunos procedimientos, pero algunos. Recordemos que si bien la Cámara de Diputados despachó una reforma, fue en el Senado donde se produjo la cocina y se cambiaron muchas cosas, enredando la reforma”. 

Y agregó que “por eso, si es para simplificar, bien, en beneficio especialmente de las pequeñas empresas; pero, si buscan por ejemplo rebajar impuestos a la banca o a grandes empresas, les decimos que no habrá votos”. 

El diputado José Miguel Ortíz, en tanto, agregó que “Chile necesita más recursos fiscales, y eso todos los sabemos, por ejemplo, para seguir avanzando en salud y para implementar la Sala Cuna Universal y no menos recursos. Si hay baja de impuestos como podría proponer el Gobierno, nada de esto podría realizarse. Por eso, insistimos: diremos NO a una reforma tributaria que busca bajarle los impuestos a las grandes empresas y que signifique una menor recaudación fiscal de US$ 2.000 millones anuales”.