Lo que se sabe hasta ahora del tiroteo en escuela en Texas

Estas son las informaciones que se manejan respecto del tiroteo perpetrado por Dimitrios Pagourtzis, quien irrumpió en un salón de clases asesinando a diez personas e hiriendo a otras diez.

151

El último tiroteo masivo en una escuela de Estados Unidos ocurrió ayer viernes en la localidad de Santa Fe, en las afueras de Houston, Texas, donde murieron 10 personas. 

La tragedia ocurrió solo tres meses después de la masacre en Parkland, Florida, donde un joven de 19 años abrió fuego en su antigua escuela de secundaria y mató a 17 personas.

¿Qué pasó?

La policía informó que Dimitrios Pagourtzis, un joven de 17 años, irrumpió en un salón de clases y abrió fuego en el centro educativo Santa Fe High School, a 50 kilómetros al sureste de Houston, al inicio de la jornada escolar.

Las autoridades dijeron que 10 personas fueron asesinadas y otras 10 quedaron heridas, mientras los estudiantes huyeron presos del pánico buscando refugio en casas o negocios cercanos. Otros salieron en fila del campus, cuando los heridos eran trasladados en ambulancias.

El alguacil del condado de Harris, Ed González, dijo que la mayoría de los 10 muertos eran estudiantes y que dos de los 10 heridos estaban en condición crítica. Uno de ellos era un oficial de policía.

Seis estudiantes y un asistente de maestro fueron identificados el viernes por la noche entre las personas fallecidas, indicaron medios locales.

Entre los fallecidos fue identificado Sabika Sheikh, un estudiante paquistaní que estaba de intercambio en Texas como parte del programa Youth Exchange and Study (YES), dijo, de su lado en un comunicado la embajada de Pakistán en Washington.

También murió la maestra sustituta Ann Perkins, conocida por muchos como “Abuela Perkins”, reportó la filial de CBS en el área de Houston.

El diario Houston Chronicle dijo que Pagourtzis estaba armado con explosivos, además de armas de fuego. 

El gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo que en búsquedas realizadas en dos casas se hallaron “varios dispositivos explosivos”, incluido un “dispositivo C02” y una bomba Molotov.

El tirador

Pagourtzis, un estudiante de la secundaria, fue puesto bajo custodia con cargos de asesinato. La policía señaló que al comenzar el tiroteo llevaba bajo un abrigo largo una pistola y un revólver que habían sido adquiridos de manera legal por su padre.

El gobernador dijo al diario que hay sospechas que sugieren que el joven quería suicidarse, pero que él mismo “se entregó” a las autoridades.

También señaló que no hubo “señales de alerta” antes sobre el sospechoso, pese a que este posteó en su página de Facebook una camiseta con la frase “Nacido para Matar”.

Las autoridades policíacas han interrogado a dos “personas de interés”, dijo el gobernador. Una puede tener “información segura”, otro tuvo algunas “reacciones sospechosas”.

Reacciones políticas

El presidente Donald Trump expresó su profunda tristeza, calificando el tiroteo como “absolutamente horrible” y ordenó que las banderas se pusieran a media asta en todos los edificios públicos.

Trump, quien previamente se ha manifestado a favor de armar a los maestros, reconoció que “esto ha estado ocurriendo durante demasiado tiempo en nuestro país”.

Mi administración está decidida a hacer todo lo que esté a nuestro alcance para proteger a nuestros estudiantes, proteger nuestras escuelas y mantener las armas fuera de las manos de aquellos que representan una amenaza para sí mismos y para otros“, agregó.

Los sobrevivientes del tiroteo en febrero en la secundaria de Parkland, en Florida, expresaron su solidaridad y se comprometieron a presionar con su campaña para obtener leyes más estrictas sobre armas.