Mayores de 40 años: ¿Ves mal de cerca? Posiblemente tienes presbicia

Este defecto visual consiste en la pérdida de la capacidad para enfocar objetos cercanos. Alejar el diario o el celular pueden ser algunas señales.

766

La presbicia se define como  un proceso fisiológico que se produce cuando nuestro cristalino, el lente del ojo, pierde elasticidad por lo que no le permite cambiar su forma para enfocar objetos cercanos, alterándose nuestra visión de cerca.

De ahí la importancia de consultar a un médico al menos una vez al año, sobre todo si ya tienes más de 40 años, además de realizarse un examen oftalmológico tanto para prevenir como para controlar patologías existentes.

¿Cómo detectar la presbicia?

Sentir que hacemos un esfuerzo adicional para poder ver nítido desde cerca e inconscientemente comenzamos a alejar los objetos para poder verlos de forma correcta es el signo más evidente que algo está pasando con nuestra vista. En esta línea, los lentes progresivos permiten la visión de cerca y de lejos sin necesidad de cambiar o quitárselos.

A la presbicia no hay forma de combatirla porque es un proceso fisiológico, no queda otra alternativa más, que asumirla y comenzara utilizar lentes para mejorar la visión. José Pablo Pérez, experto óptico de Rodenstock, asegura que debe usar los lentes progresivos cuando ya no pueda estirar más el brazo al leer para mantener el libro a una distancia confortable. “En tal caso, se necesita que los lentes cuenten con un elemento adicional para facilitar la lectura, lo que puede lograrse de manera óptima e invisible con lentes progresivos”

El experto óptico de Rodenstock, además nos recomienda tener algunas consideraciones en el uso de lentes progresivos:

  • Gracias a las tecnologías de fabricación y diseño con que se cuenta en la actualidad la adaptación a los lentes progresivos ya no implica procesos largos, prácticamente hoy día podemos decir que las personas se adaptan instantáneamente a este tipo de lentes.
  • Se puede leer confortablemente con este tipo de lentes, en especial si el rango cercano tiene la amplitud de campo visual que entregan lentes progresivos de Rodenstock.
  • No comprar lentes ni anteojos en la calle. Solo usar lentes ópticos de buena calidad y expendidos por los lugares autorizados para esto, es decir, ópticas autorizadas.