Lluvia de críticas al gobierno por compra de televisor por $8 millones

La adquisición del aparato de 84 pulgadas y tecnología 4K que se instaló en Cerro Castillo no dejó indiferente a los políticos de oposición y del oficialismo por el costo que tuvo cuando a todo nivel de los organismos públicos se pide austeridad.

1954

“Este es un uso abusivo de los recursos públicos, está fuera del sentido común y la necesidad propia de un gobierno de buen funcionamiento, puede llevarse de manera más austera”, acusó este martes el jefe de bancada de los diputados socialistas, Manuel Monsalve.

El legislador criticó así la compra por parte de la Presidencia de la República de un televisor de última tecnología para la residencia de descanso presidencial de Cerro Castillo en Viña del Mar, dispositivo de 84 pulgadas, 4K y que tuvo un costo de $8.190.000.

“Este no es un hecho casual, estamos frente a un Gobierno que comete errores de manera reiterada, que tiene un doble estándar porque le habla a los chilenos de austeridad fiscal, fija reglas de austeridad fiscal para los funcionarios públicos, pero parece que esas reglas no rigen ni para los ministros, ni para el Presidente de la República”, añadió el parlamentario opositor, haciendo hincapié en el instructivo que ordena no hacer gastos innecesarios en el aparato público.

Asimismo, dijo en declaraciones a CNN Chile que es una “justificación infantil” que La Moneda diga que esta adquisición se debió a la renovación de equipos entendiendo nuevas tecnologías necesarias para el trabajo que debe desempeñar el Jefe de Estado con videoconferencias para interactuar con autoridades de regiones o de otros países.

En tanto el diputado de la UDI, Javier Macaya, se alineó con la explicación del Ejecutivo, subrayando que los cuestionamientos de la oposición se deben a “no tener la capacidad de ver el contexto de las situaciones, de tener una suerte de moralina administrativa bien profunda que se olvida que para gobernar se requiere hacer ciertas compras, ciertas adquisiciones”.

Recalcó que “a lo mejor para la opinión pública puede ser relevante una televisión de estas características. Generalmente el Presidente hace reuniones de trabajo que son vía teleconferencia”.

A su turno, el jefe de bancada de los diputados de Renovación Nacional, Mario Desbordes, manifestó que “entiendo que es una compra del día 12 de marzo y, con todo cariño, dudo que el gobierno haya dado una orden de comprar algo el 12 de marzo en ninguna repartición de Chile”.

Subrayó que “es difícil que hayamos tomado decisiones de compra con esa fecha, estoy pidiendo los antecedentes a La Moneda, quiero saber bien de qué se trata antes de poder opinar. Ahora, con todo, lo haya comprado el anterior o este gobierno, se me hace bien difícil entender en qué consiste una pantalla de $8 millones”.