Denisse Malebrán reveló episodio de hostigamiento provocado por dos comediantes chilenos

La cantante nacional indicó que en el 2004, Ignacio Socías y Beno Espinosa hicieron “bromas” de connotación sexual referidas a su vagina y que, tras años, uno de ellos manifestó su arrepentimiento y vergüenza por lo ocurrido.

604

Este domingo, la cantante Denisse Malebrán de la banda nacional “Saiko”, denunció un episodio de hostigamiento vivido en el año 2014, provocado por dos comediantes chilenos, en carta para El Mostrador.

Lo sucedido fue en el programa “El amor es más fuerte” , perteneciente a la radio online New Radio, donde Ignacio Socías y Beno Espinosa realizaron una rutina que se basó en situar “cosas” de una amplia dimensión que podían caber en la vagina de la cantante nacional.

“Tres conductores competían en la genialidad de mencionar qué podría entrar en ese espacio de mi cuerpo en que, aseguraban, podía encontrarse objetos de gran valor sentimental, como el esperado estadio del Club Deportivo de la Universidad de Chile o cosas de menor importancia, pero de un porte imponente, como toboganes y/o aviones, que se caracterizan por su gran tamaño”, comentó Malebrán en un texto publicado por El Mostrador.

Junto con eso, la vocalista de “Saiko” asegura que, tras la emisión del programa, Ignacio Socías alardeó sobre el tema a través de Twitter, mostrándose orgulloso de cada cosa comentada en el espacio. Bajo ese contexto, asegura que eso motivó su salida del “Club de la Comedia” en Chilevisión.

Tras su presunto despido, Socías habría culpado a Denisse tratándola de mafiosa, sin embargo, ella ni siquiera había hecho una denuncia correspondiente al caso.

Hace unos días, Beno Espinosa la contactó para ofrecerle disculpas por el episodio de 2014, ya que la habían invitado al programa Fea Latitud, de Vía X, que él conduce junto a Iván Guerrero. En un acto causado por el “miedo” según ella estima, él le pidió disculpas por lo sucedido.

En su momento, la cantante no hizo denuncias ni reclamos. “Quiero que imaginen el pudor de reproducir lo que había pasado. Tener que explicar que había unos ‘tipos’ que hacían chistes sobre mi vagina”, dice.