Cancillería pide que chilenos detenidos en Malasia sean vacunados

297

Tras la petición de los padres de los chilenos detenidos en Malasia, Felipe Osiadacz y Fernando Candia para que sean vacunados, el director consular Alejandro Bravo envió un oficio este sábado al país asiático, solicitando que los jóvenes puedan ser inoculados contra la malaria, hepatitis y fiebre amarilla. Esto se debe a que no han sido incluidos en la campaña de vacunación al interior de la cárcel que prioriza a los reos locales.

La urgencia del requerimiento responde a la pérdida de peso de los chilenos durante su reclusión, lo que ha generado también que el estado de salud de ambos se vaya deteriorando a diario.

La petición comenzó a ser gestionada por el senador Francisco Chahuán, miembro de la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Alta y que está prestando ayuda a los chilenos, asesorado jurídicamente por el abogado Juan Carlos Manríquez.

La tramitación de la solicitud cobró fuerza tras la reunión que el el parlamentario sostuvo el jueves con los familiares de los jóvenes y el ex presidente Eduardo Frei, en su calidad de embajador en misión especial para Asia-Pacífico, quien comprometió su ayuda para regresar a los chilenos al país.
Osiadacz y Candia, en tanto, permanecen recluidos a la espera del juicio en su contra el cual, en caso de ser declarados culpables, arriesgan la pena de muerte.

Los chilenos están siendo investigados penalmente por la justicia de Malasia por su presunta culpabilidad en la muerte de un hombre en Kuala Lumpur en un confuso incidente.

La audiencia de juicio, en tanto, está programada para el mes de agosto, instancia en la que se espera que estén presente, además de sus familiares, autoridades de cancillería.