TLC con Chile hace saltar chispas en el oficialismo de Uruguay

Las diferencias en el seno de la coalición de izquierda tienen que ver con el temor que cualquier tratado vulnere equilibrios laborales.

554

El Frente Amplio uruguayo, la coalición izquierdista del gobierno de Tabaré Vázquez, arde desde que el sábado evitó pronunciarse sobre un tratado de libre comercio de Uruguay con Chile lo cual mantiene el suspenso sobre la aprobación de ese pacto.

Es que mientras el Ejecutivo y la oposición promueven un TLC con sus socios del Mercosur (Brasil, Argentina y Paraguay) con la Unión Europea, explora la posibilidad de un pacto con China, o firma un acuerdo de intenciones para un tratado con Chile, las bases partidarias sobre las que se sostiene el Frente Amplio no están convencidas de su conveniencia o son directamente contrarias a la apertura comercial.

El sábado, en un plenario que reúne a todos los sectores del oficialismo, el Frente Amplio postergó la decisión sobre una postura ante el acuerdo con Chile, una decisión que puede tener efecto directo en la que a su vez tomen los legisladores que deben pronunciarse sobre el TLC, dormido en el Parlamento desde 2016.

“El programa del Frente Amplio es un programa aperturista aprobado por un congreso” pero el sábado “triunfó una moción que no tiene el mismo carácter aperturista” y que busca “establecer restricciones ya no a la firma con Chile sino a la firma de tratados de este tipo con cualquier país, con cualquier bloque”, se quejó el ministro de Economía, Danilo Astori, este lunes.

El canciller Rodolfo Nin Novoa, uno de los principales promotores de los acuerdos comerciales que permitan abrir mercados con ventajas arancelarias para Uruguay, dijo que la decisión del plenario “carece de validez jurídica” y que al gobierno no pueden decirle “cómo tiene que negociar”.

Las diferencias en el seno de la coalición de izquierda, atizadas por sectores contrarios al libre comercio como el Partido Comunista que temen que cualquier TLC vulnere equilibrios laborales, vienen de hace años y llevaron incluso a que Uruguay se retirara de negociaciones de acuerdos de servicios antes de comenzar a participar.

De su lado, el presidente Vázquez evitó polemizar. Este lunes, consultado por medios locales dijo que cumplió “la función que tenía que cumplir” al firmar el entendimiento con Chile y dijo que está “absolutamente convencido de que (el TLC) es beneficioso para el país”, pero señaló que, en último término, “serán las bancadas (parlamentarias) las que resuelvan”

Uruguay firmó en 2016 un acuerdo de intención para un TLC con Chile. Hace algunas semanas la Cámara de Diputados chilena ratificó el tratado.

El Frente Amplio, que tiene bancada mayoritaria en el Parlamento uruguayo en tanto, no estableció fecha para definir postura.