Senadores buscan derogar “ley seca” para las elecciones

A juicio de los autores de la moción parlamentaria, no es necesaria la prohibición de la venta de alcohol durante los procesos eleccionarios. La moción propone además que los vocales sean militantes de partidos políticos.

203

La Comisión de Gobierno, Descentralización y Regionalización del Senado aprobó una moción que busca derogar la prohibición de venta de bebidas alcohólicas en las elecciones, tanto en primarias como definitivas, disposición más conocida como “ley seca”.

La página del Senado publicó que la comisión aprobó en general, con el acuerdo de perfeccionar la norma en su análisis en particular, la iniciativa en primer trámite constitucional, modifica las leyes 20.640 y 18.700, en lo relativo a la designación de vocales y al expendio de bebidas alcohólicas en los procesos electorales.

Con respecto a los vocales el presidente de la instancia legislativa, senador Pedro Araya, precisó que se busca que sean militantes de partidos, “es decir, que participen los interesados, integrantes del pacto electoral que está llevando la campaña y no para terceros. La idea es que la carga la soporten los involucrados”.

Además, los senadores Rodrigo Galilea y Carlos Bianchi hicieron notar la necesidad de regular la participación de los independientes, que son más del 90% de la población.

A juicio de los legisladores, se podría “abrir un registro de los independientes, que previo a la primaria se puedan inscribir para ser vocal”.

La moción también propone derogar la prohibición del expendio de bebidas alcohólicas durante primarias y elecciones definitivas. Según Araya, “ha cesado la necesidad de cautelar el orden público por esta vía”.

“Dicha norma fue dictada en un contexto de anormalidad constitucional, en que el Ejecutivo ponía un importante énfasis en el control del orden público, aún a costa de privación de garantías constitucionales y la realidad actual es diametralmente distinta”, agregó.

Luego de la aprobación, y a petición del senador Rabindranath Quinteros, se acordó escuchar al Servicio Electoral, con respecto a los vocales y al Ministerio del Interior, para analizar la “ley seca” y ver los alcances de su derogación.