Presidente de la Corte Suprema se opone a imprescriptibilidad de delitos sexuales

El magistrado Haroldo Brito, sostiene su posición basado en la dificultad de obtener pruebas concluyentes pasado cierto tiempo.

643

El presidente de la Corte Suprema, Haroldo Brito, mostró su desacuerdo con la imprescriptibilidad de los delitos sexuales en contra de menores de edad. En un documento enviado a la Cámara de Diputados en septiembre del año pasado, en la que firma junto a los magistrados Hugo Dolmetsch y Carlos Künsemüller, presentaron su posición respecto a esta idea. 

La determinación de la imprescriptibilidad de estos delitos parece desproporcionada, pudiendo incluso adquirir cierto ribete de inconstitucionalidad al atentar de un modo arbitrario en contra de la garantía de ser juzgado y castigado dentro de un plazo razonable”, señalan los jueces, de acuerdo a lo que consigna La Tercera en su edición de hoy.

La postura de los magistrados respondería a un voto minoritario, a raíz de una consulta de la Cámara Baja respecto a distintas iniciativas que proponían eliminar la prescripción de este tipo de casos. En el documento los jueces argumentan su posición basados en la dificultad de obtener pruebas concluyentes a medida que pasa el tiempo. “Los delitos sexuales, en general, y los abusos en particular, implican importantes problemas probatorios que reformas como la propuesta solo agravarían”, indica la misiva.

La carta se dio a conocer esta semana, cuando el Gobierno decide impulsar su propuesta para declarar como imprescriptibles este tipo de delitos.

Actualmente los delitos simples prescriben en cinco años, mientras aquellos más graves lo hacen en diez. En 2007 se aprobó una indicación al Código Penal que permite en algunos casos que la prescripción se inicie cuando la víctima cumple 18 años.