Huechuraba: plan regulador fijó altura máxima de 6 pisos en Pedro Fontova

“No permitiremos que en el territorio de Huechuraba se destruyan barrios residenciales y que no se respete lo que implica la arquitectura”, declaró el alcalde Carlos Cuadrado Prats.

176

Una comuna con calidad de vida y a escala humana busca la modificación al Plan Regulador Comunal de Huechuraba, aprobada por unanimidad por el concejo municipal, que fija una altura máxima de 6 pisos en Pedro Fontova y zonas aledañas a El Salto. 

Se trata de un cambio impulsado por el alcalde Carlos Cuadrado Prats que, además, prohíbe en todo el sector la instalación de industrias, bodegas y terminales de la locomoción colectiva. 

La modificación contempla la definición de dos alturas en todo Pedro Fontova y zonas aledañas a El Salto: seis pisos para avenidas principales y cuatro pisos para calles y pasajes interiores, incluyendo aquellos terrenos que pese a estar ubicados en avenidas principales tienen una extensión de fondo de más de 100 metros que es el límite para construir con 6 pisos de altura.

En términos prácticos, el cambio al Plan Regulador Comunal de Huechuraba implica que en Pedro Fontova, El Carmen, Santa Rosa, Berta Correa, Santa Marta, Los Libertadores, El Roble, El Sauce y Camino La Cintura no se podrán construir edificios de más de 6 pisos en las arterias principales. En calles interiores y pasajes el límite de altura de edificación será de 4 pisos. 

Para el alcalde Carlos Cuadrado Prats, la modificación “responde a que nosotros no permitiremos que en el territorio de Huechuraba se destruyan barrios residenciales y que no se respete lo que implica la arquitectura”.

“Por lo tanto, lo que hicimos fue recrear la arquitectura a escala humana, estableciendo en las vías principales del sector poniente una altura máxima de seis pisos y en las calles laterales y menores una altura máxima de cuatro. Eso permite que la gente viva en un entorno normal sin edificios de altura que destruyen la calidad de vida de los habitantes”, enfatizó el edil.

Paralelamente, se mantienen congelados los permisos de edificación hasta que la seremi de Vivienda y Urbanismo emita el informe favorable final de la modificación al Plano Regulador Comunal para su publicación en el Diario Oficial. Dicho congelamiento del ingreso de permisos de edificación rige desde el 8 de enero y se puede renovar hasta por un año, mientras está en proceso de tramitación la modificación al PRC.