Restricción: 11% menos de flujo vehicular y 196 partes en primer día

La fiscalización de la norma se agudizará a partir del 2 de julio, cuando se sumen las cámaras en las vías exclusivas.

524

La jefa de Fiscalización del Ministerio de Transportes, Paula Flores, dijo que, si bien no hay un catastro específico, la nueva restricción a catalíticos habría disminuido en 11% el flujo vehicular en Santiago el miércoles. En este primer día de aplicación, se cursaron 196 infracciones. 

“Hicimos un análisis de la circulación de vehículos por la red de cámaras que tenemos instaladas en la RM, e hicimos una comparación con todos los miércoles del mes de abril, y lo que detectamos es que hay un 11% menos de circulación de vehículos”, declaró Flores a La Tercera.

Agregó que “esto nos permite concluir que los buses del Transantiago han tenido vías más expeditas para circular, y con ello tener mejores resultados para atender a la mayor demanda que hemos tenido dado el primer día de la restricción vehicular”.

Se destacó que, de acuerdo a los datos de Transportes, en la región Metropolitana circulan 2 millones de vehículos, de los cuales 1.900.000 son catalíticos. Los que estarían afectos a la restricción, es decir, los inscritos antes de septiembre de 2011, alcanzarían a 1.096.000 unidades, de los cuales se calcula que diariamente queden estacionados en sus casas el 10% (109.600).

Sobre la fiscalización de la medida, que en esta etapa se hizo en forma manual con Carabineros e inspectores en la calle, hasta las 18 horas del miércoles se habían cursado 196 partes en total (165 cursados por Carabineros y 31 por el Ministerio del Trabajo) en 16 puntos de control dispuestos a lo largo del anillo de Américo Vespucio.

Según Paula Flores, en la primera jornada de vigencia de la restricción “hubo un acatamiento de la medida gracias a la información que ha recibido el ciudadano, a diferencia del año pasado, en que se les informaba la noche anterior y eso aumentaba las multas”.

Para Carabineros, la principal dificultad de este método manual fue identificar las patentes anteriores a septiembre de 2011, como lo indicó el mayor Tulio Benavides, de la Prefectura de Tránsito y Carreteras.

Por ser el primer día aún los carabineros no aguzamos el ojo para ver la patente y poder fiscalizarla, porque esta fiscalización es un cara a cara en definitiva, por el momento no hemos implementado los partes empadronados, y tampoco se ha implementado el tema de las cámaras, por ende, necesariamente tiene que ser el vehículo fiscalizado por el carabinero”, declaró.

Según las autoridades, la fiscalización de la norma se agudizará a partir del 2 de julio, cuando se sumen las cámaras en las vías exclusivas, a las cuales se les va a sumar un dispositivo o software de lectura para verificar de mejor manera la patente del vehículo y enviar el parte empadronado. 

“Los infraccionados a través de estos sistemas tecnológicos van a recibir un parte empadronado. Lo que buscamos sí es que no sea más allá de 10 o 12 días, porque tampoco es muy efectivo que llegue tres o cuatro meses después, porque no va a cumplir el objetivo de que los conductores respeten la restricción y se suban al transporte público”, indicó el seremi de Transportes metropolitano, Eddy Roldán.