Ministros dieron a conocer a la Cámara las medidas para solucionar las rutas colapsadas

Informaron que el programa de gobierno incluye peajes libres, ampliar la capacidad de carreteras interurbanas en tramos cercanos a Santiago, promover la construcción de nuevas pistas en carreteras y fortalecer el sistema ferroviario de la macrozona central.

151

Con la presencia de los ministros de Obras Públicas y de Transportes, Juan Andrés Fontaine y Gloria Hutt, la sala de la Cámara de Diputados analizó en sesión especial la situación de congestión en las carreteras del país, en especial la Ruta 5 y la Ruta 68. 

El diputado DC Jorge Sabag abrió el debate a nombre de su bancada, que fue la que solicitó la cita. En su intervención, el legislador estimó necesario que el Gobierno promueva una política de inversión en infraestructura vial a largo plazo, que permita aumentar la capacidad de las carreteras y enfrentar eficientemente la alta congestión que se vive en muchas de ellas.

Además, llamó a promover una política multimodal que incorpore nuevas formas de transporte y que se haga una evaluación técnico-económica de un ferrocarril entre Santiago y Valparaíso que permita recuperar y reivindicar el rol de ferrocarriles en el desarrollo de nuestro país.

El ministro Fontaine valoró la oportunidad de analizar el tema y sostuvo que es una materia de preocupación para el Ejecutivo. Planteó que los gobiernos pasados tuvieron una baja en inversión en infraestructura, lo cual esperan subsanar en los cuatro años de gobierno, tanto en materia vial como ferroviaria. 

Adelantó que el programa de gobierno incluye avanzar en peajes libres; ampliar la capacidad de carreteras interurbanas en tramos cercanos a Santiago; y en promover la construcción de nuevas pistas en carreteras cuya concesión se relicite. En tema de trenes dijo que se espera fortalecer el sistema ferroviario de la macrozona central. 

Finalmente, remarcó que se trabaja también en planes de contingencia para abordar el tema de la congestión que se presenta hoy en las carreteras, particularmente en los fines de semana largos, que pasa por desconcentrar la cantidad de vehículos que circulan por la carretera a una determinada hora, por medio de información y medidas como la rebaja de tarifas en los peajes.

Al término de la jornada, la Sala aprobó – por 100 votos a favor y tres abstenciones- la resolución que pide al Presidente de la República instruir al Ministerio de Transportes y demás organismos dependientes para que, en conjunto con las empresas concesionarias, desarrollen medidas tendientes a liberar durante feriados o períodos de recambio de turistas en época de vacaciones, del pago de peaje a los automovilistas que transitan en sentido contrario a la congestión, como compensación a las menores alternativas de desplazamiento y la falta de casetas de peaje.

Una segunda resolución requiere al Gobierno implementar políticas de infraestructura vial a largo plazo para enfrentar la congestión; y multimodales que incorporen nuevas formas de transportes y terminen con la orfandad de Ferrocarriles del Estado, por ejemplo, con un tren Santiago-Valparaíso; y resolver los problemas de atochamientos en las carreteras de acceso a la capital, implementando mayor tecnología mediante el sistema de peaje sin barrera que disminuyan los tiempos de traslado.

Por último, la iniciativa parlamentaria -que sumó 100 votos a favor y dos abstenciones- solicita que en el proceso de renovación de los contratos de concesión se considere mayor consulta ciudadana a las comunidades involucradas y flexibilidad e incentivos para introducir más tecnología que mejore tanto la infraestructura como la servicialidad.