REVIEW | Disco Duro My Passport de WD: Almacenaje exitoso

472

Si bien estamos en la generación donde mucha gente guarda todo en la nube, hay otro gran porcentaje que prefiere usar discos tangibles, con la información en la palma de su mano. Los discos duros portátiles han ido variando con los años, viendo equipos compactos, con grandes diseños y una gran capacidad para guardar todo lo que necesitemos.

De hecho, las expectativas de los consumidores han cambiado y ahora es más importante mantener la conexión y contar con un diseño que refleje nuestro estilo de vida. Hoy en día, un disco duro no es sólo guardar y transportar información, sino que debe ser resistente, funcional y atractivo visualmente.

Un ejemplo de esto es el nuevo disco duro My Passport de Western Digital, que combina colores en un atractivo diseño, saliendo del habitual bloque de almacenamiento portátil, moviendo las unidades portátiles de este tipo a una categoría renovada en tecnología y estilo de vida.

Este es probablemente el primer paso de muchos, pero el concepto está aquí para quedarse y las empresas de tecnología deben entender la tendencia: hoy sus productos deben ser visualmente atractivos y ofrecer una experiencia de usuario increíble, que es ahora el estándar para los consumidores.

Esta semana vamos a revisar el Wester Digital Modelo My Passport, que es por lejos uno de mis favoritos, porque son esos equipos que uno no desecha porque se echó a perder o por darle un uso prolongado en el tiempo, sino que lo cambias por uno con más capacidad.

Este modelo My Passport no viene con botones, solo cuenta con una luz led que se enciende cuando está en uso. Además, tiene un diseño bastante potente y robusto, pese a ser de plástico. La velocidad de transferencia es un punto importante, ya que tarda muy poco en traspasar archivos desde tu Mac al disco duro o viceversa. Y ojo que yo lo probé guardando una gran cantidad de fotos y archivos de video, que se traspasaron en un par de minutos sin interrupciones.

El disco duro, que usa USB 3.0 para sus transferencias, viene con dos aplicaciones: WD Security, que nos permite cifrar los datos del disco con una clave de cifrado AES de 256 bits y WD Drive Utilities, que nos ofrece herramientas para comprobar si hay daños en el disco. En mi caso, no los instalé porque son dos herramientas que tu sistema operativo los trae incluidos. No es obligación instalarlos para usar el dispositivo, lo que también facilita mucho el uso.

Para los que tenemos muchos dispositivos con distintos tipos de información, se hace necesario tener un respaldo físico de los archivos más importantes. Para eso, hoy en día existe una alternativa más moderna que lo típico que hemos visto en el mercado. Considero clave contar con este tipo de respaldos ante cualquier situación inesperada de robo o fallas de tu computador.

Y ojo que la categoría de almacenamiento hace un par de años atrás no consideraba el diseño en la experiencia del usuario. Y aunque los productos mejoraban en tamaño y facilidad de uso, usualmente permanecieron como dispositivos “fríos”, con poca intención de entregar un valor agregado al producto, más allá de su función específica. Particularmente, los discos duros externos han sido necesarios y funcionales, pero estaban lejos de ser entendidos como objetos potenciales de deseo o extensiones de la personalidad del consumidor.

La importancia que el diseño ha adquirido para los consumidores se refleja en cómo se ha convertido en un factor considerado en los puntos de compra: ¿Cuánto me identifica? ¿Es un reflejo de mi personalidad? ¿Quiero guardarlo en el fondo de un cajón o llevarlo conmigo por todas partes? Y el desarrollo de productos tecnológicos reconoce que esto ha ido incrementándose, poniendo al diseño en el centro del concepto del producto.

Como resumen: El disco duro tiene un atractivo diseño para andarlo trayendo en todas partes. Es potente en cuanto a estabilidad al momento de hacer grandes transferencias, donde destaco una gran cantidad de archivos que respalde de mi Mac. Ideal contar con este tipo de dispositivo para asegurar que tienes un respaldo en tus manos. En cuanto a lo negativo, tal vez debería venir con opción USB y USB-C, ya que varios MacBooks discontinuaron USB de sus portátiles. En mi caso, ¡nada que un buen adaptador no pueda solucionar!