INDH realiza estudio sobre proceso de regularización migratoria

La encuesta busca evaluar las medidas tomadas por el Gobierno para regularizar la situación de la población migrante.

271

El Instituto Nacional de Derechos Humanos llevó a cabo un estudio acerca del proceso de regularización impulsado por el Gobierno. La encuesta se efectuó el pasado 26 de abril en trece regiones del país, incluyendo a 241 participantes, en su mayoría venezolanos, colombianos y haitianos. 

Los resultados dieron cuenta de un proceso ordenado, casi sin presencia policial, sin grandes esperas en la atención, donde se privilegia la atención de personas con discapacidad.

No obstante, se detectó falta de información, por ejemplo, el 50% de los participantes no conocía los plazos para inscribirse, principalmente en Magallanes, Arica y Coquimbo; y un 42% dijo no conocer los requisitos del proceso. El 40% declaró que no había ningún funcionario público que le aclarara sus dudas. 

Otro dato relevante es que el 64% de quienes respondieron la encuesta, señaló entender que tras este proceso obtendrá un permiso de residencia por 12 meses. Por otro lado, un 36% desconocía que, de cumplir los requisitos, podría recibir la residencia transitoria. Esto último despierta la preocupación del INDH, en la medida que podría afectar la toma de decisiones de los migrantes. 

Preocupa también a la entidad estatal autónoma que el 60% de los recintos observados no tenían intérpretes o traductores disponibles. 

La directora del INDH Consuelo Contreras, destacó este esfuerzo por facilitar los trámites “el INDH valora esta iniciativa del Gobierno de darle la oportunidad de solucionar su problema a las personas migrantes que residen en Chile en forma irregular, y de hacerse cargo de una realidad, porque la migración es un proceso mundial que llegó a Chile para quedarse”, señaló.

Sin embargo la directora del INDH expresó que todo proceso es perfectible, por eso instó al Gobierno a mejorar la entrega de información. Así también Consuelo Contreras hizo un llamado a las autoridades a que “integren a traductores de creolé, ya que en la mayoría de los casos los problemas radican en la comunicación, aún así felicitamos al Ejecutivo por la iniciativa”, finalizó.