Estudiantes chilenos crearon la solución para el temblor de manos

Se trata de un dispositivo biomédico que podría reemplazar las cirugías y fármacos en pacientes con movimientos involuntarios o Parkinson leve.

2777

La creación de un aparato portátil destinado a mejorar la calidad de vida de personas que sufren movimientos involuntarios en los brazos y manos, fue la motivación para que un equipo de estudiantes de ingeniería civil de la Universidad Adolfo Ibáñez.

El proyecto desarrollado por Felipe Nagel y Federico Jensen, Alex Carimán, Cedric Little y Pablo Prato, consiste en un dispositivo biomédico que se conecta a las extremidades afectadas por los temblores y así controlarlos sin fármacos ni operaciones.

“Lo que quisimos lograr fue entregar una alternativa no invasiva para personas que ven muy afectada su vida. Grace es un dispositivo portátil, diferenciándose de otras opciones que van desde las cirugías hasta el consumo regular de drogas”, señaló líder del equipo Felipe Nagel.

El incipiente emprendedor subrayó que el temblor esencial es la enfermedad de movimientos involuntarios más común que existe y que muchas veces se confunde con el Parkinson, aún cuando es 8 veces más frecuente.

La joven de 24 años, Daniela Torrejón, padece de este trastorno y fue una de las 30 personas que testearon la tecnología. “Este es un progreso significativo para una condición que no se conoce mucho y que afecta completamente tu vida. Al probar el dispositivo sentí una tremenda emoción, porque por fin mi mano dejó de moverse”.

Por su parte la directora ejecutiva de Imagen de Chile, entidad que apoyó el proyectó, Myriam Gómez, señaló que “nuestra nación se está posicionando internacionalmente gracias a este tipo de avances científicos, que son un real aporte para los problemas que hoy enfrenta la sociedad”.

Añadió que de este modo, nos proyectamos como un polo de innovación científica y tecnológica, donde profesionales altamente calificados protagonizan la búsqueda de soluciones a desafíos globales. Esto, sin duda, impacta favorablemente nuestra imagen país”.

La patente de Grace se encuentra en trámite en Estados Unidos y espera ser comercializado en 2019 en ese país, donde se estima más de 10 millones de personas padecen de temblores esenciales.

Previo a eso, se harán pruebas en Chile en conjunto con el Centro de Trastornos del Movimiento de Chile, Cetram.