Escritor Waldo Parra: “La dictadura de Pinochet tomó la historia y la manejó a su amaño”

"Masones y Libertadores" cierra su trilogía con "El Legado de los Héroes". La novela histórica vuelve a visitar los orígenes de la gesta por la independencia centrándose en la figura de José Miguel Carrera. En entrevista con nuestro medio, el autor revisa cómo nuestro país ha sido ingrato con los próceres olvidados.

292

La historia de Chile es una de capas, de distintas tonalidad y muchas sombras. Más que mal, es escrita por quienes ganan la guerra.

“Masones y Libertadores 3” es el cierre de la trilogía creada por Waldo Parra y que trata de los perdedores de la historia, como define el autor, porque habla de los héroes que no recibieron el crédito que merecían y cuyo valor quedó sepultado.

El libro “blanco” de la trilogía fue bautizado como “El Legado de los Héroes” se centra en el general José Miguel Carrea, quizás el verdadero gestor de la independencia chilena.

“En este tercer libro decididamente estoy convencido de que Carrera es el verdadero prócer de la patria. Es el gran personaje y creo que muchas veces nosotros como chilenos no le hemos otorgado el justo homenaje que merece”, comienza diciendo Parra a La Nación. “El pueblo de Chile sí reconoce a sus próceres, Manuel Rodríguez, José de San Martín, pero falta que las autoridades públicas lo hagan”.

– Se da el fenómeno de la ingratitud del país, y no en solo términos de libertadores, sino que también en el cultural o literarios. ¿Cómo se explica ese comportamiento?
Creo que hay un pago de Chile, una tremenda ingratitud, un desconocimiento y esto se demuestra cuando no se entregan suficientes horas a la historia en los planes de educación. Cuando se celebran acontecimientos que –quizás- no son tan relevantes, o cuando no le damos la importancia a momentos que son relevantes de nuestra historia y ésta no la valoramos.

No sé si hablar de ingratitud, pero a veces es apalabra es la que mejor interpreta esa falta de interés por hacer algo.

-Pero la historia que se enseña en los colegios habla de los mismos hechos
La dictadura de Pinochet tomó la historia y la manejó a su amaño. Si te fijas, en las plazas públicas los bustos más importantes son de Bernardo O’Higgins, Arturo Prats y Ignacio Carrera Pinto, en ese orden de importancia. Ningún gobierno democrático, salvo el de Piñera en 2010 que cambió la estatua de Carrera, que fue emblemático, ha tenido un hecho contundente que diga que hay una mirada distinta. No hago un reproche, solo hago notar que hay una oportunidad enorme para construir este país sobre la base de quienes fueron sus fundadores

¿Con su libro intenta rescatar a los héroes olvidados o darles justicia?
Mi libro es sobre los perdedores. La historia la escriben los vencedores. La historia que Chile quiere leer es la de ambos lados, la de todos. ¿Fue el vencedor O’ Higgins, asumiendo como director supremo? A los pocos años tuvo que dejar el poder porque la gente se lo exigió. La muerte de Carrera y Rodríguez no fueron indiferentes en la época y eso provocó su salida. Entonces, ¿quiénes son los ganadores y perdedores?

Cuando viene una delegación extranjera le hacen un homenaje a O’Higgins, con la estatua de Carrera a un lado, es como si no existiese para las autoridades, pero tiene una fuerza tan enorme su figura que existe igual.

-¿Considera que en nuestros tiempos ocurre algo similar? Pensando en los movimientos y dirigentes que surgen en los últimos años
No sabemos qué pasará a futuro, pero es indudable que existen unas coincidencias enormes entre los jóvenes que hoy reclaman sus derechos y aquellos como Carrera, Rodríguez, que reclamaban por un país independiente. Carrera tenía 20 años y murió a los 35, Rodríguez murió a los 33, o sea, fueron tan jóvenes como los que hoy reclaman por sus derechos.

Hay una enorme coincidencia y la historia nos recuerda de golpe que son las generaciones jóvenes los que mueven al país, los que hacen los cambios. Es indudable que hay una enorme coincidencia entre lo que hace 200 años hacían unos jóvenes que todavía no cumplían 25 años, con lo de hoy reclaman derechos.

Este es el cierre de la saga, con una revisión de este grupo, pero qué depara para el futuro literario de Waldo Parra?
Es difícil que aparezca una cuarta parte… por el momento hay que dejar descansar a los masones. Lo que se viene es una nueva saga, de una figura muy interesante, de un extranjero, que hizo mucho por el país: Lord Cochrane.

Vamos a tomar la licencia de escribir algunos capítulos de forma de ligar con la saga anterior, porque todavía hay algunos temas pendientes. Falta el cruce de los Andes y la entrevista de San Martín con Bolívar en Guayaquil. Todo eso estará en este nuevo libro.