Sindicato de The Clinic denuncia malas condiciones de trabajo y hostigamiento laboral

A través de una declaración pública, los trabajadores del medio periodístico aseguran que “el pasquín fundado en 1998 atraviesa la crisis económica y editorial más grave de su historia”.

1469

El sindicato de trabajadores de The Clinic denunció que los profesionales se encuentran laborando en pésimas condiciones en dicho medio, que según el organismo pasa por una grave crisis económica.

A través de una declaración pública, el sindicato formado en enero de 2017 –hecho que califican como primer triunfo de los trabajadores de The Clinic- señaló que han tenido que protegerse del “hostigamiento” y “constante clima de incertidumbre laboral” que viven los funcionarios desde que el empresario Jorge Ergas (dueño del 7% del Banco de Chile) ingresó al directorio de la empresa, en noviembre del año pasado.

Agregó que desde esa fecha hasta ahora, “The Clinic ha sufrido la pérdida de siete de sus trabajadores, ya sea por despidos o renuncias. En tan solo cinco meses, se redujo en más de la mitad el equipo original. Aun así, el directorio, en el que el señor Patricio Fernández Chadwick (director del medio) tiene voz y voto, ha rechazado constantemente las peticiones para incluir más personal o mejorar las condiciones de quienes asumimos la carga laboral extra”.

A raíz de la nula intención por parte de la empresa periodística de mejorar las condiciones de los trabajadores, el sindicato decidió “hacer públicas las malas prácticas que, por años, The Clinic denunció en otros lugares de trabajo”.

Estas son, según la agrupación, “sueldos que, en algunos casos, no vieron reajustes por más de 10 años, ni siquiera de acuerdo al IPC; pérdida y extravío de contrato de trabajo; no pago de horas extras, aunque dicho beneficio se incluyera en los contratos preexistentes; cambio unilateral de funciones de trabajo expresadas en nuevos contratos que el equipo se ha negado a firmar, entre otras razones, porque incurren en menoscabo laboral hacia algunos periodistas en relación a sus cargos anteriores y por incluir cláusulas abusivas, muchas de las cuales se contradicen con los contratos preexistentes y vigentes”.

A ellas se suman: “no entrega de equipo mínimo para asegurar una buena labor periodística, como teléfonos para la mesa de redacción o planes telefónicos, los cuales son pagados, hasta hoy, por los propios periodistas y fotógrafos; menoscabo verbal constante hacia los trabajadores por parte de Patricio Fernández Chadwick, en sucesivas reuniones con el equipo de periodistas. Lo que decantó en las renuncias antes mencionadas, y que llevó a un miembro del reducido equipo a presentar una licencia por estrés laboral”.

El sindicato añadió que estos hechos fueron denunciados ante la Dirección del Trabajo en enero pasado.

La declaración también acusa que “frente a la necesidad de iniciar de iniciar una negociación en buenos términos, una vez más, Fernández Chadwick ha mostrado su peor cara. Ante el requerimiento de nuestro dirigente, Jonás Romero, de buscar un consenso, Fernández le ha espetado que no cederá ningún beneficio, ‘a menos que deba despedir más personas’”.

La agrupación afirma que “el pasquín fundado en 1998 atraviesa la crisis económica y editorial más grave de su historia y se ha querido traspasar esa crisis a sus trabajadores. Ignorando, de manera grave, las condiciones laborales e ideas políticas que por años ha dicho defender”.