Encontrón entre diputados Jiles y Urrutia saca chispas en la Cámara

La discusión se generó luego que el diputado de la UDI tildó de “terroristas” a las víctimas de la dictadura, calificación que la legisladora del Partido Humanista no toleró y fue a increparlo a su puesto. Gobierno rechazó el hecho y lo calificó de "cruel".

1564

El retiro del proyecto que otorga una compensación económica a los ex presos políticos del régimen militar por parte del gobierno, encendió un acalorado debate que se realizaba este jueves en la Cámara de Diputados y que terminó con la interrupción y suspensión abrupta de la sesión.

La situación se dio cuando el diputado de la UDI, Ignacio Urrutia, valoró que el Ejecutivo la sacara la iniciativa que contempla $90 mil millones de pesos para las familias de quienes fueron detenidos y sometidos a apremios ilegítimos porque el monto no está incluido en la Ley de Presupuesto.

“Hemos recibido una excelente noticia que es el retiro de este proyecto que es nefasto, porque no es la única vez que se entregan estos beneficios, sino como la décima vez que se entregan estos regalitos a gente que en el fondo más que exiliados fueron terroristas en el pasado, así que qué bueno que el gobierno retiró el proyecto”, espetó fiel a su estilo el legislador gremialista.

Los dichos de su homólogo de la derecha provocaron el enojo de la diputada del Partido Humanista, Pamela Jiles, quien tras escucharlo se levantó de su escaño y fue directamente a encararlo a su puesto, oportunidad en la que fue le señaló a viva voz “lo inadmisible de su actitud”.

Yo intenté encarar al diputado Urrutia, lo que fue impedido por otros cuatro parlamentarios que parece que consideran que tengo una fuerza física impactante porque se tiraron a detenerme, con manotazos incluso, para proteger a este señor que parece que necesita protección y, por lo tanto, no fue posible encararlo y tuve que decirle a gritos, a viva voz, lo inadmisible de su actitud y lo que recibí e vuelta fueron agresiones verbales”.

Añadió que “lo que hizo este señor me parece que es más profundo que llevarlo a la comisión de ética, lo que hay que hacer acá es prohibir la incitación al odio. Estamos enfrentados a personas que traen un clima de odio, un grado de violencia inaceptable y se permiten hacerlo en el hemiciclo y en otras partes como universidades, lugares públicos, me parece que eso es lo que está de fondo y de eso es lo que debiéramos preocuparnos”.

Por ello instó al Presidente Sebastián Piñera y al ministro secretario general de la Presidencia, Gonzalo Blumel, a que se refieran a este hecho, considerando que desde que asumieron sus discursos han tenido acento en la unidad, en los acuerdos y la amistad cívica. “Esto es llevarse la pelota para la casa y mandar matones para terminar el trabajo”.

El titular de la Segpres recogió el guante y lamentó a nombre del gobierno las palabras de Urrutia, expresó su absoluto rechazo y calificó de “cruel” su actitud hacia las víctimas de la dictadura.

FALTA DE HUMANIDAD

Asimismo, Jiles se quejó de la actitud de su colega de la UDI señalando que “lo que sentí esta mañana es una falta de humanidad, una falta de la más mínima humanidad y respeto humanidad”.

No obstante, subrayó que muchos parlamentarios oficialismo se acercaron a decirle que lamentan lo ocurrido y decirle que no los representa, como la diputada de Renovación Nacional, Ximena Ossandón, quien solidarizó con ella y su colega Natalia Castillo.

“Frente a los apremios que han vivido estas personas uno no puede llegar y decir cualquier cosa, hay que ser empático y me gustaría recalcar que la mayoría de Chile Vamos, creo representar, estamos avergonzados de lo que pasó”, manifestó.

Enfatizó que “uno no puede pedir disculpas por los demás, pero creo que esto es algo que no se puede volver a repetir en la Cámara porque todos queremos terminar con ese pasado doloroso que existió y esta no es la forma. Los principios de humanidad que independientemente del partido en el que uno esté no pueden ser transgredidos”.

VIDEO | El momento en que la diputada Jiles encaró a Ignacio Urrutia en la Cámara