Tu emprendimiento puede morir al tercer año y así puedes evitarlo

Los procesos contables y compromisos que cada representante debe cumplir, pueden convertirse en un gran obstáculo para el crecimiento de un negocio si no se tienen los conocimientos necesarios. Acá mostramos cómo evitar que esto ocurra y la importancia de tener información al momento y desde cualquier dispositivo.

424

¿Cuáles son los principales temores de quienes deciden armar una empresa? ¿Sabías que ésta puede morir a los tres años de ser creada? Para contestar estas preguntas es necesario que nos enfrentemos a la interrogante de cuál es el principal objetivo que tenemos en mente al comenzar un proyecto, ante lo cual la respuesta es generar beneficios económicos, lo que permitirá que nuestra empresa crezca y se consolide y retribuya estos beneficios a los clientes, trabajadores y socios.

Esta es en esencia la razón por la cual se crean nuevos emprendimientos cada día, ante lo cual debemos enfocarnos en el plazo para alcanzar este objetivo y desde ahí pararnos frente a nuestra realidad y comenzar a crecer.

“En culturas como la china o japonesa el crecimiento de una empresa se mide de la misma forma que el crecimiento de una persona, quiere decir que una empresa con 10 años sigue siendo una infante, esto nos demuestra que los primeros años son los más difíciles en términos de rentabilidad, liquidez, posicionamiento y crecimiento, es donde más recursos económicos y humanos debe disponer un emprendedor para lograr el éxito y sobrevivir a esta primera etapa en la vida de una empresa, que es lo más complicado”, explica Víctor Jiménez, CFO de Kame One (ww.kame.cl), la plataforma intuitiva que gestiona tu empresa en tiempo real desde donde quieras 100% cloud.

Según datos del ministerio de Economía el 39% de las nuevas empresas mueren antes del tercer año. Algunos factores recurrentes que contribuyen esta estadística son:

–        No definir objetivos claros, alcanzables y medibles.

–        No realizar estudios del mercado objetivo.

–        Medir y controlar solo la rentabilidad y no la liquidez de un proyecto.

–        Bajo o nulo acceso a fuentes de financiamiento

–        No hacer uso de herramientas de TI para la toma de decisiones

–        No establecer procedimientos administrativos para el manejo de la información.

“El principal factor de amenaza es la impulsividad, el sólo considerar avanzar hacia delante sin orden, sin estructura, sin mirar factores financieros que afectan a la empresa. Las empresas no sólo deben mirar la rentabilidad del negocio sino también, e incluso más importante que la rentabilidad (al menos en esta primera etapa), es la liquidez, o más simple aun, la caja. Cuestionarse si tenemos flujos para seguir operando, es vital para la sobrevivencia de un proyecto, manejar un flujo de caja, conocer con claridad cuáles son tus cuentas por cobrar y por pagar permite organizar los flujos de caja. Mejorar la cobranza y buscar mejores condiciones comerciales con los proveedores”.

Para poder controlar todas estas variables, contar con herramientas tecnológicas como KAME ONE software de gestión financiera 100% web, ayuda a contar con esta información en tiempo real desde cualquier dispositivo conectado a internet, visitar a un cliente y revisar en tu celular las cuentas por cobrar es información para mejorar los índices de liquidez de la empresa.

Liquidez v/s rentabilidad

El mercado actual presenta una serie de desafíos a las empresas jóvenes, dentro de ellos está la penetración en el mercado, posicionarse frente a los clientes, lo cual obliga muchas veces a entregar condiciones comerciales especiales, como por ejemplo plazos de cobros amplios que pueden ir de 60 a 120 días y más en algunos casos.

Por el contrario, en la vereda de enfrente están los proveedores, que exigen pago contado por ser jóvenes y no demostrar solvencia aun, lo que genera que las empresas absorban una carga financiera que en muchos casos es cubierta por el o los socios, debido a que el acceso al financiamiento de terceros es bajo o nulo en esta etapa de la vida de un emprendimiento.

Una empresa en términos de rentabilidad tendrá sus proyectos con números azules, pero su liquidez estará en números rojos y si no se toman las acciones pertinentes a tiempo esta falta de liquidez genera la muerte del negocio.

Para evitar esto, Víctor Jiménez recomienda información, información y más información. “Puede escucharse repetitivo, pero tener tu información disponible en tiempo real te llevará a tomar las mejores decisiones. Te permitirá conocer quiénes son tus mejores clientes, tu producto estrella, tus periodos de cobros y pagos, tu flujo de caja, conocer tu liquidez y rentabilidad, ver opciones de financiamiento, buscar proveedores con mejores condiciones comerciales, solo es posible si entendemos la importancia de la información financiera. El mercado ofrece varias alternativas de soluciones de TI para la administración de las empresas, la era digital nos ofrece la posibilidad de manejar información en tiempo real y 100% web”.

Para más información ingresa a www.kame.cl