El ex candidato presidencial, Marco Enríquez-Ominami, salió al paso de las declaraciones del ex gerente de Soquimich, Jorge Contesse, quien lo vinculó al denominado caso SQM, tras haberle solicitado dineros -presuntamente- en 2009, para financiar su campaña.

Cabe recordar que el Servicio de Impuestos Internos (SII) se querelló este lunes en contra de MEO, por la facilitación de 38 facturas supuestamente falsas: 36 de ellas a la firma SQM Salar S.A y dos facturas a Sociedad Química y Minera de Chile S.A.

Ante esta situación, Enríquez-Ominami utilizó su cuenta de Twitter para realizar sus descargos, señalando que “Contesse miente. Exijo un juicio para probar mi inocencia. Quiere salvarle el pellejo a sus amigos. Les aseguro que pretenden cerrar el caso y que todos queden libres de polvo y paja. Exijo ir a un juicio”.

Posteriormente añadió: “Soy inocente de todo lo que se me acusa y así lo demostraré ante quien corresponda. No he cometido delito tributario alguno ni me he enriquecido indebidamente”.

“Algunos fiscales se equivocan si piensan que acusándome serán percibidos de mejor manera. Querella en mi contra no es más que un chivo expiatorio”, agregó el líder del PRO.