Proponen crear cibersoldados chilenos con efectivos que hayan sufrido un accidente

La propuesta fue realizada por el senador Kenneth Pugh (RN), quien manifestó que sería un aporte intelectual a las labores de Defensa.

277

El senador de RN Kenneth Pugh Olavarría, vicealmirante en retiro, anunció que impulsará la creación de los cibersoldados chilenos para la defensa del país, con efectivos que hayan sufrido un accidente en el ejercicio de sus funciones.

En todo caso, aclaró que no se trata de combatientes de ciencia ficción, sino que de un aporte intelectual a las labores de Defensa, como las iniciativas europeas de los Cyber Shield, o en Estados Unidos con los Cyber Storm.

En entrevista con El Mercurio, mencionó que recientemente el ministro de Defensa, Alberto Espina, hizo una exposición en la comisión de Defensa sobre el tema de los cibersoldados. “Por eso es que digo que voy a promover la propuesta del Gobierno de crear la figura del cibersoldado para la defensa del país. Por sus características lo debe patrocinar el Ejecutivo”, expresó.

La idea es que abarque un espectro general amplio. Que sea inclusivo en el sentido de incorporar gente que esté sirviendo en las fuerzas y tenga un accidente y que por eso haya tenido una discapacidad, pero tiene la formación y se tiene que ir de la institución; bueno, podría ser parte de la ciberfuerza, porque lo que se necesita es capacidad intelectual y no la capacidad física. Esos temas serán parte de un seminario que haremos en mayo”, añadió.

También explicó que “el tema del cibersoldado es muy amplio. Hoy el ciberespacio es dominado por los nativos digitales, por lo tanto hay que buscar en la juventud que no ve como una alternativa el servicio militar o la carrera militar la posibilidad de que pueda desarrollar sus aptitudes naturales que tienen unos pocos, no todos. Y para eso hay que ir a ofrecer los cupos y a buscarlos por otro”.

Agregó que “se puede generar un servicio militar de cibersoldados que se les prepara técnicamente en función de un instituto profesional y, además, se les da formación militar. La ventaja que tiene es que el país se nutre todos los años de jóvenes que quedan con un nivel de capacitación y conocimiento para manejar, en el ámbito de las redes, su seguridad de manera interesante”.

“Y también hay que buscar personas generando instancias que pueden ser competencias, juegos, desafíos y ahí aparecen, a veces, sorpresas. Uno es una oferta estable y permanente como servicio militar voluntario en el ciberespacio y, segundo, el desafío de encontrar personas talentosas que puedan aportar con sus conocimientos. Son dos áreas las que se pueden ver”, añadió.

Consultado a que se enfrentarían los cibersoldados, indicó que “las amenazas han cambiado, por eso nosotros tenemos que cambiar las formas de enfrentarlas. No solo en equipos, sino que también en la forma de desarrollar las capacidades. Se deberían reclutar en períodos de contingencia o en llamados especiales. Deberían enfocarse en tareas específicas como desencriptar o quebrar códigos”.