El lugar de trabajo se convierte en la principal fuente de estrés visual

La luz azul emitida por las pantallas de computadores, tablets y smartphones es la principal causante de estrés visual. Mantener prácticas de prevención como el uso de tecnologías en los lentes, puede mitigar los efectos negativos de la excesiva exposición a dispositivos electrónicos.

123

Actualmente es casi inevitable no utilizar el computador o el Smartphone, sobre todo en el trabajo. Pese a que son herramientas beneficiosas para los quehaceres diarios, la excesiva exposición a estos dispositivos digitales podría producir serios daños a la vista.

Según datos publicados por el Instituto Nacional de Investigación y Seguridad de Francia, después de cinco horas de trabajo frente a un computador, los riesgos de daños visuales aumentan. La principal razón recae en la existencia de una luz artificial azul, que es transmitida por estas pantallas y que puede provocar fatiga y estrés visual.

“Se estima que entre el 50% y 70% de los usuarios habituales de computadores puede sufrir daños en los ojos, lo que se traduce en sensación de hormigueo y migraña, insomnio y tensión ocular, síntomas se potencian en el caso de quienes se exponen habitualmente a estas herramientas de trabajo en sus oficinas”, explica José Pablo Pérez, experto óptico de Rodenstock Chile.

Según los expertos, las personas que trabajan con pantallas disminuyen su parpadeo en 1/3. “El parpadeo tiene como principal función lubricar el ojo y su ritmo normal es de 10 veces por minutos. Al bajar ese ritmo la superficie ocular se seca y se genera ardor en los ojos, primer síntoma”, cuenta José Pablo Pérez.

Por otra parte, quienes ejercen sus funciones frente a un computador, lo hacen a 60 cm de distancia, lo que genera un esfuerzo ocular importante en la estructura óptica del ojo. “Si se tiene una bolsa de 2 kilos en el brazo al principio no genera mayor problema, pero al tenerla durante 8 horas se produce un esfuerzo excesivo; lo mismo ocurre con el ojo y su exposición a la pantalla al exponernos a extensas jornadas laborales”, cuenta el experto.

Para mitigar estos daños, existen tecnologías que pueden ser incorporadas en los lentes de los trabajadores y que protegen la vista de los ojos que se sobre exponen a la luz azul de los dispositivos electrónicos. “Estas soluciones cuentan con una resistencia al rayado dos veces mayor en comparación con un lente convencional, optimizando la salud de los ojos en escenarios de alta exigencia”, explica Pérez.

Otras prácticas útiles para mitigar los efectos del computador en la vista:

– Uso de lentes especializados para visión de cerca, que permitan tener una visión confortable y con amplios campos visuales.

– Mantener las pantallas a un mínimo de 40 centímetros de distancia de nuestros ojos.

– Regular el brillo y contraste de las pantallas, a menor contraste mayor comodidad para los ojos.

– Aplicar la regla 20/20, la que indica dejar de mirar la pantalla durante 20 segundos, cada 20 minutos y enfocarse en algo a la distancia. De esta forma descansamos nuestra vista.