Review de Tecnología: Samsung Galaxy S9, arte en tus manos

Samsung apostó por este nuevo terminal que viene a seguir la linea del pasado S8. Es un teléfono potente con prestaciones impresionantes tanto por su poderoso Hardware, y su sistema operativo Android 8.0 (Versión Oreo) con capas de personalización.

490

El Samsung Galaxy S9 no es un equipo cualquiera, sino que es un súper equipo. Partamos revisando el diseño, que se mantiene en muchos aspectos de la versión anterior, pero destacando su pantalla infinita y su lector de huella, que ahora está por debajo de la doble cámara trasera, algo que agradecemos mucho. Debemos reconocer que es un celular muy bien acabado y lindo ante los ojos de cualquiera. Los materiales y su construcción son de calidad, donde la cubierta trasera y delantera, está diseñada en Gorilla Glass 3 con bordes de aluminio.

La pantalla del terminal es de 5.8 pulgadas Súper AMOLED con 1.440 x 2.960 píxeles, destacando sus colores vivos, un buen contraste junto al brillo y una destacada sensibilidad táctil. Además viene con varios formatos para poder cambiarlo según lo que estés haciendo. Existen cuatro preconfiguraciones donde destaco Adaptative Display, que es un modo dinámico ajustado a los contenidos, variando la saturación, balance de blancos o gama de color. Luego está Cine AMOLED, que te da la opción de seleccionar mayor calidez y menos saturación. Por otro lado, con el sistema Foto AMOLED está relacionado con la fotografía, el cual ofrece colores menos saturados y los blancos con más fríos. Y finalmente está el modo Básico, que es el modo genérico del teléfono.

Las formas de desbloquear el terminal son con el lector de huellas, el reconocimiento de iris y el reconocimiento facial (o ambos). Todos estas opciones hacen del teléfono un lugar 100% privado.

El S9 corre rapidísimo y sin interrupciones. No hay problemas en cuanto a su fluidez y potencia, destacando variados juegos que consumen mucho rendimiento del sistema para correr, pero el teléfono no se achica por ningún segundo. Acá es donde notamos los 4 GB de Ram que trae incorporado. Además de los 8 núcleos en su procesador.

Uno de los puntos claves de este nuevo equipo de Samsung, es por lejos su cámara fotográfica. Acá contamos con una cámara trasera de 12 megapixeles con estabilización de imagen óptica y apertura variable de f/1.5 a f/2.4. Hay que reconocer que no es cualquier cámara, porque las fotografías que puedes tomar con él son impresionantes. De hecho, uno de los puntos más a favor para este nuevo equipo, es las fotos nocturnas, donde no pierdes la luz en ningún momento.

En la parte delantera, tenemos una cámara de 8 megapixeles con apertura f/1.7, de igual potencia que una cámara para selfies de primera línea.

Dentro de las novedades, tenemos el modo de grabación de video superlenta haciendo vídeos a 960 fotogramas por segundo, ideal para crear divertidos videos y compartirlos en nuestras redes sociales. También cabe destacar que el teléfono permite grabar en modo 4K a 60fps. La verdad es que las cámaras de S8 ya eran de una tremenda calidad, por lo tanto, estas son actualizaciones necesarias. Dentro de esto, quiero asegurarles que el S8 sigue siendo al igual que este, un gran terminal.

Otro tema importante son los famosos AR EMOJI, los cuales los tomamos como respuesta de Samsung a los Animoji de Apple, con la diferencia principal que estos permiten la creación de tu propio dibujo animado. Esta opción trae incorporado un set de animaciones. Además, reconoce variados puntos de tu cara, permitiendo compartir estos GIF en tus redes o con amigos a través de mensajería instantánea.

La batería, que es de 3.000 mah, te alcanza a durar el día completo. Y ojo que el procesador fue diseñado para lograr un ahorro energético, destacando con una buena autonomía. Y al igual que la versión anterior, viene con carga rápida y la opción de comprar un cargador inalámbrico.

Otras alternativas son el sonido stereo que funciona en 360 grados con tecnología Dolby Atmos. Y como versiones anteriores, este modelo tiene resistencia al agua IP68. Y obviamente viene con sistema Android Oreo u Android 8,0 de fábrica, con capas de personalización de Samsung.

Los colores disponibles son 3: Púrpura, Negro y plateado, en versiones de capacidad de 64 Gb, 128 Gb y 256 GB, con la alternativa de expandirlas con una memoria de hasta 400 GB.

En resumen, estamos frente a un equipo mejorado de su versión anterior, con una gran pantalla infinita, que a ratos te hace sentir que tienes solo la pantalla en tu mano… Sus funciones adicionales son geniales, destacando Bixby con su reconocimiento e identificación de lo que se te ocurra donde sea, traducción con la cámara en forma instantánea, cámaras potentes tanto delanteras como traseras, y Android 8,0/ Oreo desde fábrica con capas de personalización potentes de parte de Samsung. Lo único que esperamos mejore pronto, es que la voz de Bixby incorpore luego el idioma español. Recomendado 100%.