El arte latinoamericano se reúne en el Centro Cultural Palacio La Moneda

Cuatro meses estará abierta la exposición cultural que reúne 171 obras de 110 artistas del continente.

402

Más de cien años de arte latinoamericano con artistas de la talla de Wifredo Lam, Roberto Matta o Frida Kahlo, junto a otros contemporáneos o más noveles, están reunidos en el Centro Cultural Palacio La Moneda para dar su visión sobre la historia, el paisaje y la gente de la región.

Pinturas, esculturas, grabados, instalaciones y fotografías constituyen la exposición “Grandes artistas latinoamericanos”, que reúne 171 obras de 110 artistas de la colección de la empresa embotelladora FEMSA radicada en Monterrey (México).

La muestra, que celebra los 40 años de una de las colecciones privadas más grandes de la región -integrada por unas 1.200 piezas-, reúne “una diversidad de lenguajes artísticos (materiales, formatos, técnicos) y grupos etáreos de los artistas”, explica a la AFP la curadora Macarena Murúa.

Obras de Diego Rivera, Frida Kahlo, Wifredo Lam, Roberto Matta, Joaquín Torres-García, Claudio Bravo, Rufino Tamayo o David Alfaro Siqueiros, se codean con otras de artistas más contemporáneos como Fernando Botero, Mario Carreño, Flor Garduño y Alfredo Jaar (fotografía), Tomás Saraceno (escultura) o Meyer Vaisman (pintura).

Exposición en Centro Cultural Palacio La Moneda (AFP)

Abierta al público hasta finales de julio en Santiago, la muestra dialoga en torno a seis temas: el mito del paisaje; la palabra y la máquina; la imagen del artista; América mira al otro; el cuerpo habitado; y Latinoamérica como un estado de ánimo: humor y violencia.

El objetivo es dar a conocer la visión de los artistas latinoamericanos sobre cada uno de esos temas a lo largo de cien años.

Es así como entran en diálogo, por ejemplo, en “América mira al otro”, una obra del muralista mexicano Diego Rivera que data de 1914 (la más antigua de la exposición), con obras de artistas mucho más jóvenes con lenguajes plásticos totalmente distintos.

Para Murúa, “lo interesante es hacer confluir distintas miradas y distintos momentos en torno a una temática que tiene vigencia en el arte latinoamericano, tanto moderno como contemporáneo”.

EXPERIMENTACIÓN

Y es que si algo “distingue a Latinoamérica es la sensibilidad y curiosidad con la que reinterpreta, explora su contexto y juega con éste”, dicen por su parte los especialistas de la colección en el catálogo de la exposición.

Unidos por la “experimentación”, hablar de arte en América Latina “implica hablar de una multiplicidad de contextos, imaginarios, geografías y procesos históricos”, agregan.

En algunos casos, la mirada de los artistas tiene bastantes similitudes. También deja al desnudo las influencias que permean las obras, así como sus posturas políticas o las condiciones sociales o culturales de un determinado país, puntualiza Murúa, también coordinadora de exposiciones del centro cultural que alberga la muestra.

A lo largo de los cuatro meses que permanecerá abierta la exposición, los organizadores esperan que el público “transversal” también participe en el diálogo con los artistas.

“Cómo nos reconocemos en nuestro entorno frente a los otros y qué tenemos que decir en cuanto a los temas que también preocupan a los artistas” que reúne esta exposición, explica Murúa.

Eduardo Padilla, director general de FEMSA, espera también que la exposición contribuya a “estrechar vínculos” entre los países y “generar valor social en nuestras comunidades”.