Comercializan primer fitofármaco chileno en base a cannabis

Con apoyo de la Fundación Daya el medicamento podrá adquirirse en dosis de 30ml de solución oleosa.

934

El Cannabiol, el primer fitofármaco elaborado en Chile en base a cannabis para el tratamiento de dolores crónicos producidos por enfermedades oncológicas y neurológicas, inició su comercialización este martes en una farmacia municipal del norte de Santiago.

En un acto simbólico en la comuna de Quilicura, fueron entregadas gratuitamente unidades de Cannabiol a tres pacientes con dolores crónicos, los primeros en recibir este producto elaborado por un laboratorio chileno dedicado a la medicina homeopática y fitoterápica.

El medicamento es el primero en ser elaborado en Chile y su comercialización estuvo precedida solo por fitofármacos extranjeros. En 2016, se permitió la venta regular del Sativex, elaborado con marihuana.

El Cannabiol se produjo gracias a un proyecto de la Fundación Daya -que defiende el uso medicinal y recreativo de la marihuana- y 15 municipios chilenos que lograron un permiso especial del Instituto de Salud Pública (ISP).

Unos 2.500 pacientes de los municipios participantes del proyecto podrán acceder a medicamento natural, mientras que otras 200 personas se han inscrito para adquirirlo tras lograr una autorización del ISP.

El medicamento debe ser recetado por un médico.

Su precio alcanza los $45.000 y en primera instancia podrá ser adquirido en farmacias Knop y luego en forma masiva. El ISP autorizó la venta de 3.600 unidades de este producto de solución oleosa, que se consume en gotas y cuyo envase es de 30 ml.

La marihuana empleada fue obtenida de 6.400 plantas de la plantación “Tierra Santa”, en la localidad de Quinamávida (a unos 350 km al sur de Santiago), propiedad de la fundación Daya.

En Chile, aunque se permite el consumo privado, la venta de cannabis está penada. El Congreso chileno debate un proyecto de ley que regule el uso y autocultivo de la marihuana.