Diputadas PPD-PRO por objeción de conciencia: “Es un retroceso en derechos”

“La objeción de conciencia institucional es una trampa porque da pie para que personas que piensan de distinta manera no puedan trabajar en clínicas objetoras que pertenezcan, por ejemplo, al Opus Dei”, afirmó la diputada Girardi.

289

Las diputadas Cristina Girardi (PPD) y Marisela Santibañez (PRO) calificaron como “una trampa” la situación que se está viviendo en el día con los cambios realizados por el ministerio de Salud al protocolo de objeción de conciencia de la Ley de Aborto en tres causales. 

“Desde un principio defendimos que la objeción de conciencia fuera individual, no institucional, ya que el ser humano es el único ser vivo que tiene conciencia, puede reflexionar. La objeción de conciencia institucional es una trampa, porque da pie para que personas que piensan de distinta manera no puedan trabajar en clínicas objetoras que pertenezcan, por ejemplo, al Opus Dei”, afirmó la diputada Girardi.

La parlamentaria sostuvo que “ahora con el cambio del protocolo, podrán ser objetores institucionales, establecimientos privados que reciban recursos del Estado. En ese sentido, creemos que el Estado no debiera traspasarles un peso a aquellas clínicas que actúen de esa manera. Es como un Estado dentro de otro Estado, como Colonia Dignidad. Estas instituciones se manejan con sus propias leyes. Aquí la ley debiera aplicarse a todos por igual, sin excepciones”, aseguró Girardi.

Por su parte, la diputada Santibáñez indicó que “las progresistas lo dijimos el 2017: vamos a proteger el legado de Bachelet y no permitiremos el retroceso en derechos adquiridos”. 

“Por eso no tenemos dudas en señalar que Piñera se equivoca con su promesa de los tiempos mejores al poner letra chica, y obstaculizar una conquista social”, indicó la diputada Santibáñez.