Dávalos llegará a su formalización con mails que acreditarían la estafa que se le imputa

Fiscal Emiliano Arias mostrará una serie de correos electrónicos que avalarían su acusación contra el hijo de la ex Presidenta Bachelet respecto de los delitos por los que se querelló el empresario Gonzalo Vial Concha.

931

El papel que ejerció Sebastián Dávalos en los negocios con el empresario Gonzalo Vial Concha y el análisis de los dineros que no cuadrarían en sus cuentas bancarias, son los argumentos en los que la Fiscalía centrará la formalización por estafa en contra del hijo de la ex Presidenta Michelle Bachelet y que se realizará este miércoles 28 de marzo.

Dicho sustento se apoya en una serie de gestiones que hizo el primogénito de la otrora mandataria (2014-2018) coludido con su esposa y otros ejecutivos de la empresa Caval, para convencer al inversionista de que era objeto de un complot para perjudicarlo financieramente.

La indagatoria que lidera el persecutor de la fiscalía regional de O’Higgins, Emiliano Arias, reveló que el esposo de la dueña y socia de la firma, Natalia Compagnon, estuvo involucrado en el análisis tecnológico que su cónyuge usó para convencer a Vial Concha de la existencia de esa confabulación a nivel informático.

Según publica La Tercera PM, en todas sus declaraciones ante el Ministerio Público, el empresario ha afirmado que la forma en que la nuera de Bachelet lo convenció para pagarle diversos servicios por $1.200 millones por diversos servicios y cerca de $500 millones más en efectivo, fue la alerta que le entregó sobre un supuesto mega fraude en Graneles que detectó tras evaluar sus sistemas de seguridad computacionales.

Compagnon mandó a unas personas que revisaron los equipos computacionales y detectaron que eran vulnerables, esto ocurrió a principios de 2012. Ella basó este complot en la información que ella habría conseguido de expertos en computación que habían detectado que empleados de la empresa estarían defraudándola, se me habló de millones de dólares”, dijo el querellante en su última declaración del 28 de diciembre de 2017.

En el marco de esa situación, existen una serie de correos electrónicos en poder del equipo persecutor que revelan que Dávalos ha sido impreciso sobre sus vínculos con los negocios que tuvo Caval con Vial Concha.

Por ejemplo, en sus testimonios, el ex director sociocultural de La Moneda, ha subrayado que se limitó a colaborar en una Fundación de Hipoterapia y un Museo de Caballos que le ofertaron al terrateniente de la Región de O’Higgins.

“Durante el primer semestre de 2012 trabajé para la Direcon y también para Caval, concretamente en la creación de una Fundación de Hipoterapia y un museo para Gonzalo Vial Concha”, aseveró en 2015 ante la Fiscalía; y el 16 de enero de este año, al ser consultado por informes mineros para Vial Concha agregó: “Yo no trabajé en ningún proyecto minero, no realicé ninguna actividad para Caval en cuanto al área minera”.

No obstante, el 16 de octubre del año 2012 a las 12:07 horas, el futuro formalizado le envió un correo clave a su amiga y directora de proyectos de Caval, Sol Herreros. Dicho texto señala “El mensaje está listo para enviarse con los siguientes datos adjuntos. Informe Graneles de Chile V2”.

Se trata, según detectó la indagatoria, de un análisis de seguridad de la empresa Advantech S.A, constituida ese mismo año por Herreros, y el gerente de finanzas, Marcelo Carreño, en que se anuncian una serie de “riesgos para la continuidad operativa de la infraestructura” de la compañía. Y señala “expresado el nivel de exposición frente a terceros expertos en informática (hackers) mal intencionados, podríamos decir que la empresa se encuentra altamente expuesta y completamente vulnerable”.

Según los antecedentes recabados corresponde específicamente a una auditoría en que Vial Concha autorizó el ingreso a sus oficinas para que Humberto López se reuniera con la gente de sistemas de su empresa y posteriormente levantara un informe.

Caso Caval: Fiscal Arias prepara formalización a Dávalos por estafa