CDE recalificó caso de Lissette Villa como “apremios ilegítimos”

La reconstitución de escena fue clave para recalificar el delito, además se estimó que eran "prácticas abusivas y reiteradas".

225

El Consejo de Defensa del Estado (CDE) recalificó como “apremios ilegítimos” la investigación inicial por cuasidelito de homicidio en el caso de la muerte de la menor Lissette Villa, adecuándose a la posición de la Fiscalía y los otros querellantes del caso Sename.

La indagatoria apunta a 10 exfuncionarios del Servicio Nacional de Menores y contra “quienes resulten responsables”, según señaló Cooperativa.

Según el CDE los imputados aplicaron “tratos crueles, inhumanos y degradantes” a menores de entre 7 y 11 años en el Cread Galvarino de Estación Central, generando “prácticas abusivas y reiteradas”.

Estas prácticas englobarían los apremios que causaron la muerte de Lissette el 11 de abril del año 2016.

María Elena Santibáñez es abogada querellante en el caso, pertenece a la Clínica Jurídica UC y representa a la Fundación Para la Confianza. “Yo estuve con ellos (los representantes del Consejo) en la reconstitución de escena y creo que ahí recién adquirieron consciencia de la envergadura de los malos tratos. Me parece que es distinto, además, ver los hechos en papel y presenciar cómo se dio la dinámica, y cuál fue el nivel de maltrato del que fue objeto esta niña”, dijo la abogada.

Santibáñez también dijo que tal diligencia posibilitó apreciar “bastante ocultamiento dentro de las declaraciones de los mismos funcionarios, de tratar de ocultar conductas no sólo de ellos, sino que de terceras personas”.

PARA LA DEFENSA LA RECALIFICACIÓN ES INDIFERENTE

La abogada Jacqueline Stubing, que representa a dos de los cuidadores imputados por la muerte de la menor, bajó el perfil de la recalificación del CDE.

“El cambio del título del delito –por decirlo de alguna forma-, es lo que siempre ha estado en discusión. Que se mantenga la figura del apremio para nosotros sigue siendo indiferente, porque ésa no es la figura que nosotros estamos analizando como defensa: estamos pensando siempre en una absolución o, eventualmente, una recalificación a cuasidelito en el caso del hecho más grave”, señaló la abogada.

“Lo que el Consejo haga está dentro de sus facultades para ampliar las querellas respecto de los antecedentes que existan en la carpeta, y seguramente esto tiene que ver mucho con la reconstitución. Pero la pelea dura la vamos a tener que dar en el juicio”, agregó

En abril termina el plazo de investigación del caso, pero se espera que el Ministerio Público pida un aumento del plazo y que anuncie nuevas formalizaciones.