Piñera: “La posición boliviana ha mostrado su fragilidad y carencia de sustento”

Jefe de Estado valoró la “claridad y contundencia” de la exposición del equipo jurídico chileno para dejar sentada la inexistente obligación de Chile de negociar con Bolivia un acceso soberano al mar, insistiendo en que la Corte no tiene injerencia en la soberanía chilena.

854

“La posición boliviana ha mostrado su fragilidad y carencia de sustento en sus fundamentos, tanto en el derecho internacional, como en los hechos, como en la historia de los últimos 113 años desde que Bolivia y Chile firmaron el tratado de 1904”, sentenció el Presidente Sebastián Piñera, respecto de cómo se plantó la posición chilena en sus primeros alegatos ante La Haya.

El Jefe de Estado Es reconoció “la claridad, la contundencia” de la participación del equipo jurídico que abrió la primera ronda de argumentación que inició el agente que representa al país ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), Claudio Gorssman y que continuaron los abogados británicos Sir Daniel Bethlehem y Sam Wordsworth, el francés Jean-Marc Touvenin y la autraliana, Kate Parlett.

Han demostrado que el trabajo ha sido bien hecho, apegado al derecho y a los tratados internacionales que se ha hecho con respeto, sobriedad y elocuencia”, demostrando la “fragilidad” del argumento boliviano y que “se ha traducido en una conducta permanentemente errática y cambiante en la argumentación que Bolivia ha expresado durante este proceso”.

Asimismo, subrayó que respecto a la sentencia en la excepción preliminar en que la Corte Internacional de Justicia de La Haya optó por declararse competente para resolver el litigio, “ya quedó perfectamente claro que no existe obligación de negociar con un resultado predeterminado territorio, mar o soberanía chilena y que Bolivia no tiene derecho a territorio o mar de nuestro país”.

El Mandatario reiteró que el tratado de Chile y Bolivia fue válidamente celebrado, se encuentra plenamente vigente y fijó con claridad y a perpetuidad los límites entre ambos países y por ello aseguró que nuestro país no solamente va a cumplir, sino que a hacer cumplir lo establecido en el tratado de 1904, “que se constituye en una verdadera piedra angular que regula las relaciones pasadas, presentes y futuras”, recalcó.

ASPIRACIÓN V/S OBLIGACIÓN

Finalmente Piñera sostuvo que “llegó el tiempo en que Bolivia deje de confundir aspiraciones de una parte con obligaciones de otra, y también deje de confundir y no insista en que la frustración de una parte, pueda significar obligaciones de la otra”.

También aseguró que como gobernante defenderá “con firmeza y eficacia nuestro territorio, nuestro mar, nuestra integridad y nuestra soberanía”, enfatizando que Chile mantendrá una actitud de apertura y de buena voluntad para buscar acuerdos con Bolivia en todas aquellas materias que apunten a solucionar problemas o estrechar la colaboración para buscar el mejor bienestar y la mejor calidad de vida para nuestros pueblos.

Evo Morales sobre tratado de 1904 “no garantiza paz, menos amistad”

Ampuero: “Bolivia piensa que sus aspiraciones tienen que ser dictados”