Directora de Casa Nacional del niño desacata suspensión y se instala en su oficina

La funcionaria tiene prohibición de ejercer su cargo mientras está en curso el amplio sumario de la Contraloría por maltratos de diversa índole a niños que están al cuidado de los centros de administración directa del Sename.

1933

Cometiendo desacato a la disposición de la Contraloría que la suspendió de sus funciones mientras es objeto de un sumario, la directora de la Casa Nacional del Niño, Katherine Molina Olivos, llegó este miércoles a su oficina.

La funcionaria llegó al Centro de Reparación Especializada de Administración Directa (Cread) ubicado en calle Las Encinas en la comuna de Ñuñoa, en compañía de la jefa técnica del recinto, Claudia Martínez, también suspendida de su cargo.

El organismo fiscalizador de las instituciones del Estado indaga la denuncia sobre agresiones al interior de la entidad que recibe niños desde los 0 a los 5 años y 364 días, en situación de vulneración, particularmente la denuncia en torno a las fracturas que sufrió el niño B.L.C.

Este hecho se da en marco de la investigación administrativa que se inició por la muerte de Lissette Villa en el Cread Galvarino y que se amplió a todos los recintos de administración directa del Servicio Nacional de Menores (Sename), para establecer responsabilidades de autoridades y personal encargado de los niños y niñas en torno a situaciones de maltrato.

Fuentes cercanas a la causa señalaron a La Nación que se dio aviso al fiscal de la Contraloría que lleva la causa, Eugenio Salas, quien se apersonó allí y ordenó inmediatamente a la directora y jefa técnica abandonar su lugar de trabajo. Ambas arguyeron que estaban “mal notificadas”.

En forma paralela, la Fiscalía Oriente inició la persecución de posibles delitos penales respeto de ese hecho u otros ocurridos en la Casa Nacional del Niño.

Fiscalía Oriente indagará denuncias de menores en Casa Nacional del Niño