Se acerca una nueva revolución sexual: pruebas exitosas en anticonceptivos masculinos

Dmau sería mejor que otras pastillas, vacunas y geles desarrollados con el fin de evitar los embarazos no deseados.

1359

El homólogo de “la píldora” podría estar más cerca que nunca. Una pastilla que se puede administrar por vía oral, segura y eficaz para prevenir embarazos no deseados ha sido probada con éxito, dando los primeros resultados positivos en la creación de una píldora anticonceptiva para hombres.

La pastilla se llama Dmau, diminutivo de dimentandrona undecanoato, y según un estudio realizado en Estados Unidos en 83 pacientes masculinos, los resultados son alentadores. La totalidad del estudio será presentado en el encuentro anual de la Endocrine Society, en Chicago.

El estudio fue llevado a cabo en la Universidad de Washington por la investigadora Stephanie Page, quien dijo obtener “resultados sin precedentes” en el desarrollo de “un prototipo para la píldora anticonceptiva masculina”.

Bastaría una píldora por día tomada durante 28 días para producir “una marcada supresión” de los niveles de testosterona y de dos hormonas necesarias para la producción de semen.

Page sostiene que se hay “concentraciones coherentes con una acción anticonceptiva eficaz”. Sin embargo, hay que tener en cuenta que “se están llevando a cabo estudios de largo plazo para verificar si una dosis diaria de Dmau puede efectivamente bloquear la producción de semen”.

Estos estudios son para la investigadora un “importante avance hacia la píldora masculina”. Además Page resaltó que los hombres prefieren “un producto que se pueda tomar por vía oral, una vez por día y con efectos reversibles, por encima de inyecciones o geles anticonceptivos, que también se están desarrollando”.

Debido al undecanoato Dmau puede tomarse una vez por día, superando los anteriores intentos de desarrollar la píldora anticonceptiva para hombres que debían administrarse en dos o más ocasiones diarias, según informa Infobae.

La muestra del estudio fueron 83 hombres sanos entre 18 y 50 años, se les evaluaron los niveles de colesterol y de hormonas el primer y último día de la prueba. El test superó los requisitos de seguridad en todos los pacientes.