“Es un oportunismo gravísimo”: La dura respuesta de Radio BioBío a demanda de Rayén Araya

La periodista que durante cinco años trabajó en la estación radial presentó una demanda contra la misma por despido durante su embarazo.

2003

La periodista Rayén Araya presentó en febrero una demanda laboral contra Radio BioBío, a la que acusa de malos tratos durante su embarazo y despido injustificado. Araya trabajó en la estación entre 2012 y 2017.

En un documento de 36 páginas subido el pasado viernes, el medio respondió a las acusaciones de Araya, manifestando falsedades, incongruencias y elusión de impuestos a través de facturas.

“La señora Araya exigió esta modalidad, pero sabiendo y teniendo plena conciencia de lo que estaba haciendo. No es efectivo que la modalidad haya nacido de mi representada, mucho menos que haya tenido que ver con los derechos de maternidad, por el contrario, fue la demandante quien lo exigió“, detalla el escrito sobre el pago con factura, según consignó El Mostrador.

El documento además asevera que este sería un “modus operandi” de la comunicadora, pues en 2011 tuvo una demanda similar con Mega, que terminó con un acuerdo por $10 millones.

Más adelante el escrito sostiene que el despido ocurrió porque Araya no pudo adecuarse a su equipo de trabajo.

La radio asegura que la periodista tuvo problemas con su equipo de trabajo en el matinal de la emisora, incluido Álvaro Escobar, con quien tenía significativa diferencia de sueldo.

“Álvaro Escobar es abogado de la Universidad de Chile; Rayén Araya cuando ingresó a la radio no tenía título profesional y actualmente desconocemos si posee alguno. Álvaro Escobar ha participado en teleseries de alta audiencia, fue diputado; Rayén Araya luego de estar en programas de cable, estuvo en Canal 13 y Mega y su último trabajo, antes de ingresar a Bío Bío, era en UCV Televisión”, compara el documento.

La estación radial también niega los motivos de discriminación por ser mujer y ser madre que sostiene la demandante.

Nos parece de un oportunismo gravísimo que se utilice para intentar obtener indemnizaciones que no corresponden. Lo anterior, más aun teniendo en cuenta que mi representada siempre ha sido respetuosa de los derechos de los trabajadores, especialmente de los de la demandante, a quien siempre promovió y permitió lograr desarrollo profesional en la compañía. (…) Nos parece que la demandante simplemente se está aprovechando de una situación para ‘ver’ si puede obtener una ventaja económica”, asegura el escrito.

“Debemos dejar en claro que nada de lo relatado en la demanda es efectivo, por el contrario, no son más que falsedades destinadas a hacer creer a SS. una realidad inexistente, y serán las personas mencionadas en la demanda quienes comparecerán a desmentir los dichos de la demandante”, precisa la radio estación.

LA RESPUESTA DE RAYÉN ARAYA

La periodista respondió este escrito manifestando que “después de haber visto de cerca el comportamiento que tienen con las mujeres, la denostación y tono despectivo con el que se refieren a las trabajadoras, no me extraña en absoluto el tenor de la contestación“, sostiene El Mostrador.

“Hay faltas a la verdad que acreditaré en el tribunal con la seriedad que corresponde. Es todo muy esperable, la cantidad de abogados y la agresividad son propias de quien se expresa en el escrito“, agregó Araya.

Rayén Araya también manifestó que quiere que su caso impulse una reflexión sobre el trabajo en el periodismo. “Los medios de comunicación son tremendamente sexistas en general, a las mujeres nos toca súper difícil”, afirmó.