La deslucida rutina de Yerko Puchento que le valió ola de críticas

La presentación del humorista en la segunda emisión de Vértigo lideró las audiencias con 25 puntos de rating.

6718

La rutina de este jueves de Yerko Puchento volvió a reavivar las críticas al personaje interpretado por Daniel Alcaíno por el contenido sin censura de su humor, aunque a las 00:44 lideró las audiencias con 25 puntos de rating.

La semana anterior la emisión del capítulo dejó más de 100 denuncias ante el consejo Nacional de Televisión por, entre otras cosas, sus chistes relativos a la ministra Cecilia Pérez, la transexualidad de Daniela Vega y sus chistes sobre la inmigración.

Esta vez inició su rutina comentando que firmó su renuncia pero el ministro Campos no le quiso aceptar la renuncia. Fuertes groserías le dedicó al ex ministro que se negó a cerrar Punta Peuco los últimos días de la administración de Bachelet.

En “El momento de la verdad” fue interpelado por Martín Cárcamo y Diana Bolocco por el calibre de sus bromas y luego fue conminado a firmar compromisos de no aludir a ciertos personajes de la esfera pública. Yerko debía firmar contratos por “designio de Andrónico Luksic” para evitar su despido.

Tras lamentar cada una de las rubricas que lo comprometían a no burlarse de la vocera de gobierno (“me quedó como la mona la firma”), a Cristián Sánchez, a Una mujer Fantástica (“¿Y a Coco?”),  Luli (“es como si a Leo Mendéz le pidieran que deje de cantar ‘Estocolmo’”). Todo bien, hasta que le pidieron que se comprometiera a no hablar del Presidente Piñera y de Bachelet, ahí comenzó su rutina y rompió los papeles que había firmado.

Y tras su “rebelión” dijo “¿Y a quién van a llamar? ¿A los pacos?”. Más adelante se refirió al recién nombrado Director General de Carabineros como “Herpes Soto”.

Casi al término de su presentación Yerko Puchento dedicó palabras a quienes critican “escondidos” tras perfiles falsos en Twitter.

“Llegó la hora de terminar con el doble estándar nos hemos transformados en un país de tontos graves, de intocables, donde nada se puede decir, donde todo ofende, donde la risa es agresión y el sentido del humor atenta contra la dignidad de las personas. Lo que atenta contra la dignidad de las personas son los sinvergüenzas y los care***s de este país. Terminemos con el doble estándar y con minorías que quieren ser tratadas como mayorías pero seguir manteniendo los beneficios de las minorías. El humor es para todos lo chilenos y con todos los chilenos por igual”, dijo al finalizar su rutina.

Además, la rutina lideró la discusión nocturna en la red social Twitter: