Crece la lista de misteriosas y extrañas muertes de rusos en Reino Unido

Entre los extraños casos que ahora se reabren hay suicidios complejos, helicópteros que caen, envenenamientos con hierbas chinas y caídas de balcones.

422

El exdirectivo de la aerolínea rusa Aeroflot Nikolai Glushkov se convirtió en el último exiliado ruso muerto misteriosamente en el Reino Unido, pasando a formar parte de una lista a la que podrían añadirse nombres de otras nacionalidades que hicieron negocios en Rusia.

A raíz del atentado con arma química contra el exespía ruso, Sergei Skripal, el 4 de marzo, los parlamentarios británicos pidieron al gobierno que reabriera 14 muertes sospechosas en territorio británico que quedaron impunes, y que fueron atribuidas a infartos, suicidios o accidentes.

La reclamación se hizo a raíz de una investigación del sitio web de noticias BuzzFeed, que citó 14 casos antes de que se conociera el de Glushkov.

Según el medio online, los servicios de inteligencia estadounidenses creen que las muertes fueron obra del gobierno o de la mafia rusa.

He aquí siete de estos casos:

NIKOLAI GLUSHKOV

Hallado muerto el 12 de marzo de 2018. La policía británica investiga su muerte como asesinato, porque la autopsia reveló que murió de “una compresión en el cuello”.

Este exdirectivo de la aerolínea rusa Aeroflot era próximo a Boris Berezovski, el oligarca ruso enemistado con el presidente ruso Vladimir Putin que apareció ahorcado en el baño de su casa británica en 2013.

Fue condenado a 8 años de cárcel en Rusia por fraude y malversación de fondos cuando era directivo de Aeroflot.

Cuando salió de Rusia, Glushkov se fue a vivir al Reino Unido, que le concedió asilo político.

BORIS BEREZOVSKY

Fallecido: 23 de marzo de 2013. Hizo fortuna con la privatización de los activos estatales rusos en la década de los 1990, tras la caída de la Unión Soviética, y se hizo con el control del principal canal de televisión del país y de la aerolínea nacional Aeroflot.

Inicialmente cercano Putin, se enemistaron y huyó al Reino Unido, obteniendo asilo político en 2003. Lo encontraron ahorcado de la barra de la ducha en el cuarto de baño de su casa.

El forense no pudo afirmar de manera concluyente si fue asesinado o se quitó la vida.

ALEXANDER PEREPILICHNY

Fallecido: 10 de noviembre de 2012. Dejó Moscú por el Reino Unido en 2009. Dio a los fiscales suizos documentos que detallaban la implicación de altos funcionarios rusos en un vasto caso de delitos financieros.

Salió a correr y fue hallado muerto en una carretera, no lejos de su casa. Tenía 43 años. Las dos autopsias que se hicieron no fueron concluyentes.

Dos años después de su muerte, la compañía de seguros de vida de Perepilichny solicitó nuevas pruebas que detectaron en su estómago una toxina de una planta venenosa china llamada gelsemio, que puede desencadenar un paro cardíaco.

La causa de la muerte todavía está por determinar oficialmente y la investigación sobre su muerte está en curso.

BADRI PATARKATSISHVILI

Fallecido: 12 de febrero de 2008. Cercano a Berezovsky, este magnate georgiano supervisó la privatización de la compañía petrolera Sibneft.

Al igual que Berezovsky, se enfrentó a Putin y también fue acusado de fraude y malversación.

Unos meses después de quedar tercero en las presidenciales georgianas de 2008, y cuando era el hombre más rico de su país, apareció muerto ante su mansión en las afueras de Londres, a los 52 años. Ese mismo día se había reunido con Berezovsky y Glushkov.

Su muerte fue atribuida a un infarto.

GARETH WILLIAMS

Fallecido: agosto 2010. Matemático del servicio de espionaje de escuchas británico GCHQ, Williams, de 31 años, fue hallado muerto en un departamento de Londres.

Su cuerpo desnudo fue encontrado en el interior de una bolsa cerrada con un candado en el exterior, en el baño.

Dos expertos usados en la investigación intentaron en vano, en 400 ocasiones, cerrarse en la bolsa y poner el candado sin ayuda externa.

El forense descartó el suicidio y concluyó que su muerte “fue probablemente meditada criminalmente”, pero nunca se identificó a ningún sospechoso.

STEPHEN CURTIS

Falleció: 3 de marzo de 2004. Curtis fue director gerente de Menatep, que tuvo una gran participación en la extinta empresa petrolera Yukos, controlada por Mijail Jodorkovsky, quien fue encarcelado y ahora es un crítico del Kremlin en el exilio en Suiza.

Curtis, un abogado que también trabajaba para Berezovsky, murió cuando su helicóptero se estrelló en el campo. Una investigación sobre la muerte dijo que fue accidental.

SCOT YOUNG

Fallecido: 8 de diciembre de 2014. Young, un rico promotor inmobiliario británico, actuó de tapadera de varios negocios de Berezovsky, lo que supuestamente enfureció al gobierno ruso.

Cayó de un cuarto piso en el rico barrio de Marylebone, en el centro de Londres, y acabó empalado en la reja de la casa.

La policía trató su muerte como no sospechosa. Sin embargo, el forense dijo que la muerte no podía ser registrada como un suicidio porque no había pruebas concluyentes sobre su estado de ánimo e intenciones cuando se cayó por la ventana.