A dos días de haber dejado el poder, la decisión que habría tomado la entonces Presidenta Michelle Bachelet de cerrar el penal de Punta Peuco y que no se habría ejecutoriado por factores ajenos a ella, sigue viva la polémica en torno al tema.

“Yo vi los documentos, el documento estaba firmado, faltaban algunos pasos más. No sé qué pasó entre medio, habría que preguntárselo a quienes tengan la respuesta final de esto”, afirmó la ex subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Fries.

La ex autoridad dependiente del ministerio de Justicia señaló a T13 Radio que el plan era un cierre simbólico del recinto en el que están recluidos los militares en retiro condenados por crímenes de lesa humanidad, disponer su traslado a Colina I y redestinar el lugar a reos con necesidades especiales.

“El segundo paso de eso era la redestinación, el cierre simbólico pero redestinación de Punta Peuco a aquellas personas privadas de libertad que requieren de un tratamiento especial, como por ejemplo, las personas con discapacidad o que no son autovalentes”, dijo.

Apuntó que el decreto presidencial también otorgaba a los reclusos de la cárcel emplazada en Til Til que padezcan enfermedades terminales, acceso a beneficios penitenciarios regulando la situación de estos, de modo que no siguieran su condena el otro penal sino en sus hogares.

Según publicó La Tercera, el decreto que establecía el traslado de los internos quedó en nada ante la negativa del ahora ex ministro de Justicia, Jaime Campos, a suscribirlo.

“Si hay un acto que violenta lo que señala mi conciencia, por supuesto que no lo ejecutaré”, afirmó el ex titular de la cartera a ese medio, lo que ha sido interpretado como un boicot del otrora secretario de Estado, quien ha asegurado que nunca le llegó un oficio de esas características.

Al respecto Fries dijo que habría que preguntarle a él lo sucedido porque “en estricto rigor, cualquier decreto tiene que llevar la firma de la Presidenta y del ministro sectorial respecto de la materia que incumba al decreto”, indicó, añadiendo que cree que el nuevo gobierno haga nada”.

Ministra Narváez desmintió cierre de Punta Peuco: “No se pudo”