Piñera propone cinco grandes acuerdos para avanzar en los temas urgentes del país

En su primer discurso en La Moneda, el Jefe de Estado instó a los chilenos y al Parlamento al diálogo para sacar adelante los temas de infancia, seguridad ciudadana, salud de calidad, paz en La Araucanía y desarrollo económico y derrota de la pobreza.

745

“El gobierno que hoy inauguramos, será un gobierno que buscará siempre la unidad entre los chilenos y que va a buscar reemplazar esa errónea lógica de la retroexcavadora por la sana cultura del diálogo, de los acuerdos y de la colaboración entre los chilenos”, afirmó el Presidente Sebastián Piñera.

Ya posicionado de su cargo, el Jefe de Estado dirigió este domingo a sus adherentes en su primer discurso al país desde uno de los balcones de La Moneda, oportunidad en la que acompañado de su esposa, Cecilia Morel, llamó a la ciudadanía a colaborar para que en su período de cuatro años se llegue a grandes consensos en materias de relevancia para el país.

En ese sentido convocó a los ciudadanos a trabajar y apoyar los cinco grandes ejes que sustentarán su administración los siguientes cuatro años relativos a la infancia, seguridad ciudadana, salud de calidad, paz en La Araucanía y desarrollo económico y derrota de la pobreza.

“Llegamos nuevamente a esta casa de todos los chilenos y, una vez más, con el firme y urgente propósito y misión de hacer justicia y mejorar la dignidad y la calidad de vida de todos nuestros niños. Y muy especialmente de aquellos que en sus cortas vidas sólo han conocido el abandono y la soledad”.

Por ello instó a un acuerdo por la Infancia del país, para devolverle a los niños más vulnerables, lo que el Estado, la sociedad les han arrebatado: su niñez, su inocencia, su alegría de vivir. Y para que todos nuestros niños puedan no sólo desarrollar los talentos que Dios les dio, sino también tener la garantía de una vida con dignidad y llegar tan lejos como grandes sean sus sueños y fuerte sea su voluntad”, agregó.

Respecto del crecimiento, señaló que “estamos comprometidos a ser un gobierno de progreso y de solidaridad. La meta, la misión es grande, es ambiciosa, pero también es noble y es factible: transformar a Chile, la colonia más pobre de España en América Latina, en el primer -ojalá no el único- país de América Latina que pueda decir con orgullo que hemos derrotado el subdesarrollo, que hemos derrotado la pobreza y que hemos aprendido a vivir en paz y en libertad”, dijo.

En otro de sus compromisos, aseguró que pondrá todo su esfuerzo en “hacer retroceder la delincuencia, el narcotráfico y el terrorismo, para que pueda avanzar la seguridad de nuestras familias, la integridad de nuestros jóvenes y la paz en nuestras regiones. La seguridad ciudadana es una condición fundamental para poder desarrollar de verdad nuestros proyectos de vida”.

“Para lograr esta gran tarea –adelantó-, vamos a modernizar profundamente nuestras policías y nuestro sistema de inteligencia; vamos a mejorar la coordinación entre las policías, los fiscales y los jueces, y vamos a fortalecer nuestra capacidad para rehabilitar a aquellos que han equivocado el camino”.

Añadió que “nos haremos cargo de la grave crisis que afecta a nuestro sistema de salud, que necesita, y todos lo sabemos, cirugía mayor y que exige reducir los tiempos y las listas de espera, disminuir los precios de los medicamentos, aumentar el número de los especialistas y mejorar la calidad y la dignidad que reciben nuestros compatriotas cuando tienen necesidad de una atención de salud”, agregó.

Luego, expresó que “quiero también ser muy realista con ustedes: para avanzar en todos estos ambiciosos pero necesarios objetivos, metas y misiones, tenemos que revertir el estancamiento económico de los últimos años. Tenemos que recuperar los equilibrios macroeconómicos y fiscales y, sobre todo, tenemos que rejuvenecer el liderazgo, el dinamismo, la capacidad de crecer, de crear buenos empleos, de mejorar los salarios, de invertir, de innovar, de avanzar en ciencia y tecnología, y la capacidad de emprendimiento, que yo sé que, a pesar que a veces la burocracia tiende a ahogarla, vive en el alma y en el corazón de todos nuestros compatriotas”.

“Por esa razón, el crecimiento fundamental, no sólo para crear buenos empleos, mejorar los salarios y crear oportunidades para la clase media, también porque es una gran fuente de recursos para que el Estado pueda financiar sanamente sus programas sociales. Después de todo, no hay mejor política laboral que el pleno empleo, y no hay mejor política fiscal que el crecimiento económico”, añadió.

En ese sentido, anunció que “quiero convocar a todos mis compatriotas hoy día a buscar, con buena voluntad, cinco grandes acuerdos en beneficio de todos los chilenos: Un acuerdo por la infancia; un acuerdo por la seguridad ciudadana; un acuerdo por una salud digna y oportuna; un acuerdo por la paz en La Araucanía, y un gran acuerdo nacional para que Chile dé ese gran salto hacia adelante, hacia el desarrollo integral y hacia la derrota de la pobreza”.