Piñera agradece apoyo de mandatarios de la región y Macri destaca integración

Ambos gobernantes estuvieron a cargo de los discursos en el almuerzo que el recién investido Presidente de Chile dio a sus pares latinoamericanos para agradecer su presencia en el cambio de mando.

608

“Quería agradecer su presencia, su apoyo, su cariño”, fueron las palabras con las que el Presidente Sebastián Piñera se dirigió a los jefes de Estado, de gobierno y al dimitido rey emértido de España, Juan Carlos, para darles la bienvenida a la celebración de la toma del mando.

En la residencia presidencial de Cerro Castillo el Mandatario ofreció un almuerzo a sus pares, oportunidad en la que les hizo hincapié en que “sabemos muy bien que tenemos una responsabilidad”.

En su discurso recordó a San Alberto Hurtado, quien decía que la Patria es mucho más allá que la cordillera, los llanos, o los océanos es una misión a cumplir, “y nosotros tenemos una gran misión a cumplir, que compartimos todos los países latinoamericanos, que es dejar atrás el subdesarrollo y la pobreza y lograr integrarnos a los países que han logrado compatibilizar la democracia, el desarrollo, la justicia y la paz”.

Por ello, Piñera alzó su copa y brindó “por Chile y por el futuro de nuestros países y nuestros pueblos”.

A su turno el gobernante argentino, Mauricio Macri, habló a nombre de los invitados felicitando a su amigo y deseándole éxito en su segunda administración.

“Nos toca a todos gobernar en tiempos de cambios profundos, dinámicos, a velocidades que nunca se vieron en la historia de la humanidad y todos estos desafíos tienen como contrapunto oportunidades, y para capitalizarlas debemos empezar por mirarnos entre nosotros, potenciar todas nuestras capacidades, no sólo en palabras”., enfatizó.

Asimismo, subrayó que “debemos ser coherentes con las políticas que llevamos a cabo, acá tenemos que aumentar las inversiones que nos vinculen, aumentar el comercio, las infraestructuras, que realmente ese camino de integración llegue a crear oportunidades de crecimiento y desarrollo para todos”.

También aludió a la situación de Venezuela y el aporte que deben realizar las naciones del continente para contribuir a que su pueblo supere la crisis en la que está sumido.

“No cabe duda que Latinoamérica es una región de paz, que es un valor que compartimos, tenemos una región donde reina la democracia, salvo una excepción dolorosa de la que nos estamos ocupando y apoyando al pueblo venezolano, y creo que en ese camino hay muchísimo para conseguir, para generar algo que todos queremos, una región sin pobreza”.