Vallejo e incidente en Cuba: Lo usarán para afectar acuerdo de presidencia de la Cámara

Rechazando lo sucedido con el diputado, y poniendo atención en no catalogar como dictadura a Cuba, Vallejo manifestó que el incidente no debería afectar el acuerdo por la presidencia de la cámara.

491

La diputada Camila Vallejo (PC) aseguró a Cooperativa que se busca poner en riesgo el acuerdo de la centroizquierda para la presidencia de la Cámara Baja, utilizando la situación que afectó al diputado electo DC por Aysén, Miguel Ángel Calisto, que fue deportado desde Cuba durante la última jornada.

“Claramente se está buscando generar un hecho, respecto a la situación en Cuba, para poner en riesgo no solamente el acuerdo que se está teniendo, sino que también insistir en señalar que Cuba es una dictadura, cuando no se señala lo mismo de otros países”, afirmó la diputada.

Vallejo añadió que “aquí se está tratando de relacionar este hecho con que Cuba es una dictadura, entonces hay, obviamente, un doble estándar, un oportunismo, una falta de ética y moral al aprovechar esta situación para establecer supuestas características o afirmaciones respecto a un país que a mí me parece que no lo son”.

Además, la diputada condenó lo ocurrido con Calisto y con el diputado Jaime Bellolio (UDI), a quien no se le permitió abordar el avión con destino a la isla, asegurando que “todos los países deberíamos tener accesos más expeditos y libre, sobre todo cuando se trata no solamente de autoridades, sino que ciudadanos que quieren conocer otras realidades y otros países”.

Vallejo, previendo la votación que este domingo decidirá la presidencia de la Cámara, acotó que “nosotros hemos estado conversando con los partidos y en eso hemos depositado nuestras confianzas y los acuerdos, tanto con las organizaciones y partidos del Frente Amplio como con la DC. Hay un acuerdo escrito y, por lo tanto, lo que esperamos es que ese acuerdo se respete“.

“Lo que nosotros esperamos es que el día 11 de marzo éste (acuerdo) se respete y que cada partido actúe en conciencia con lo trabajado y con lo acordado”, dijo.

Debido a un eventual  fallo del acuerdo por diferencias con parlamentarios DC, la diputada afirmó que “estamos en una situación de mayoría delicada, porque efectivamente como ni la derecha ni la oposición tiene mayoría, cualquier voto o un conjunto de votos que no responda al acuerdo alcanzado podría generar un problema”.

Sumando a la bancada de la DC, los demás partidos de la Nueva Mayoría, los del Frente Amplio, los Ecologistas e independientes, la futura oposición suma 83 parlamentarios, en tanto, Chile Vamos tiene 72, y necesitan 78 votos para conseguir la presidencia de la cámara.

“Tenemos la confianza en que eso (descolgados) no va a pasar, porque las conversaciones han sido bastante buenas (…) No veo tan fácil que eso se pueda revertir”, expresó.

Camila Vallejo aseveró que en caso de no llegar a acuerdo “lo complejo es que se le estaría dando gobernabilidad total a una derecha y ultraderecha que ha marcado una agenda no solamente conservadora, sino que regresiva desde el punto de vista de los avances que hemos tenido en nuestro país”.